Un enzima metabólico encierra la clave de la lucha contra la autoinmunidad


13-11-2020
Su neutralización reduce la diferenciación de un tipo de linfocitos T esenciales en la patogénesis de la esclerosis múltiple.
 

Científicos del Centro de Investigación de Enfermedades Inflamatorias de Brasil han descubierto que el enzima glucolítico piruvato quinasa M2 (PKM2) es esencial en la actividad proinflamatoria de los linfocitos Th17, células clave en la patogénesis de enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.

En un modelo de esta enfermedad se constató un importante aumento de la expresión de PKM2 durante la diferenciación de estas células. José Carlos Alves-Filho, director del estudio, afirma que aunque PKM2 no es indispensable para la reprogramación metabólica y capacidad proliferativa de los Th17, la deleción del enzima en estos linfocitos disminuye su diferenciación y mejora los síntomas de la enfermedad. Este último efecto se manifestó en una reducción de la desmielinización y de la inflamación.

El descubrimiento del papel de la PMK2 en la autoinmunidad abre una nueva posibilidad para su tratamiento, ya que los inmunomoduladores actualmente disponibles actúan inhibiendo las citoquinas inductoras de diferenciación celular patológica. Además, prosigue Alves-Filho, hasta el 40% de los pacientes exhibe una falta de respuesta a esos fármacos.

Los agentes biológicos, aunque beneficiosos, son muy costosos y sólo están subvencionados en algunos países, sentencia el investigador. El fármaco utilizado en el actual estudio para bloquear la PMK2 ya está autorizado y actúa evitando la translocación del enzima al núcleo celular. Los investigadores planean ahora un nuevo estudio con fármacos de similar mecanismo de acción.