Un 79% de los afectados por Covid-19 persistente son mujeres con una edad media de 43 años


11-11-2020
La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y los colectivos de afectados LONG COVID ACTS han presentado los resultados de una Encuesta lanzada entre el 13 de julio y el 14 de octubre de este año sobre el afectado de Covid persistente.
 

Publicidad
La OMS ha reconocido la existencia de la Covid-19 persistente, que se suele dar en un 5 y 10% de la población que han pasado la enfermedad, pero que no se recuperan por completo y los síntomas persisten semanas y meses después. En general y según la encuesta de la SEMG, sobre este tema presentada este miércoles de forma online, cualquier persona sana puede desarrollar tales complicaciones, pues una mayoría de ellos no requirieron hospitalización.

Desde la OMS dan a conocer que lo realmente preocupante es el amplio espectro de síntomas que fluctúan según el tiempo y pueden afectar cualquier sistema del cuerpo. Pues hay desde fatiga, tos y dificultad respiratoria, hasta inflamación y daños de órganos mayores, incluyendo los pulmones y el corazón, y efectos neurológicos y psicológicos.

Algunos de los datos más destacados de este estudio, enfocado a la primera ola, impulsado desde la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en colaboración con los colectivos de afectados de COVID Persistente, LONG COVID ACTS SPAIN, son que el 79% de los afectados por Covid-19 persistente son mujeres con una edad media de 43 años.

Antonio Fernández-Pro Ledesma, presidente de la SEMG, ha destacado que la evidencia va después de la necesidad y "hemos sentido esta necesidad de parte de los pacientes. En esta segunda ola estamos prácticamente igual, con más conocimiento pero queda mucho por hacer porque todo lo relacionado con esta enfermedad va cambiando".

Por otro lado, del estudio se desprende que el 50% central de la muestra son personas con edades comprendidas de los 36 a los 50 años. En cuanto a la distribución geográfica, Madrid y Cataluña centran el mayor número de casos de Covid-19 persistente.

Maria Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta y responsable de Investigación, de Formación Sanitaria Especializada, y Desarrollo Profesional de la SEMG, ha dado a conocer que la persistencia de los síntomas tiene un tiempo medio de 6,2 meses, mientras que "en la encuesta se han registrado un total de 200 síntomas persistentes, siendo los más frecuentes el cansancio, el malestar general, los dolores de cabeza, dolores musculares, falta de aire, entre otros".

Al 78% de los encuestados se les hizo prueba diagnóstica, siendo las más frecuentes la PCR que constató en un 73% resultado positivo. Del mismo modo, de la encuesta se desprende que al 59% del total se le hizo prueba de seguimiento.

La experta ha lanzado diversos mensajes que deben tenerse en cuenta y que afectan a estos pacientes puesto que la mayoría no tuvieron acceso en muchos casos a diagnóstico adecuado, no tuvieron un tratamiento específico, las afectaciones prevalecen en el tiempo, la prevalencia estimada es de al menos del 15% y va en incremento.

Los casos de pacientes

Las preguntas de la Encuesta que hacían referencia a la experiencia del paciente sobre su estado de salud, el 50% lo puntuaba entre 0-5 sobre una puntuación de 0 a 10 (10 máximo nivel de salud). En cuanto al empeoramiento de su estado de salud, el 50% de lo calificaba entre 7-10 sobre 10 (10 máximo empeoramiento), y su incapacidad actual la sitúan la mitad de los encuestados entre el 5-10 sobre 10, siendo el 10 la máxima incapacidad.

Esto se traduce en una incapacidad notable a la hora de realizar actividades de la vida diaria por parte de los afectados de Covid Persistente. Por ejemplo, al 30,43% de los encuestados le supone un esfuerzo o les resulta imposible el aseo personal; al 67,99% la realización de las actividades de casa; al 72,52% trabajar fuera de casa; el 70,12% tienen dificultades para atender a las obligaciones familiares diarias y al 74,65% le supone un esfuerzo o imposible el ocio con los amigos y otras personas.

En esta presentación, dos pacientes de Covid persistente han comentado su experiencia y han destacado que han tratado la sintomatología pero hay que incidir en el origen y tratar la enfermedad. Han destacado que todo ello tiene un gran impacto en sus vidas, se ven aislados, con problemas de falta de comprensión de parte de jefes en el trabajo, con miedo al estigma y se muestran cansados de demostrar que están enfermos, muchos están ahora peores de cuándo empezaron los síntomas, y que se sienten invisibles ante las instituciones.

Nuevos pasos

En este sentido, Maria Pilar Rodríguez Ledo también ha remarcado que si no sabemos la causa no vamos a poder dar el tratamiento adecuado. Ha anunciado que van a iniciar un ensayo clínico para buscar la causa. Respecto a la segunda ola, "creemos que habrá mayor número de personas afectadas porque no se están haciendo cosas diferentes. Debemos aprender y corregir".

Además, desde la SEMG van a lanzar un registro clínico de pacientes afectados para saber cuáles van a tener más riesgo de desarrollar un Covid persistente, "debemos anticiparnos y minimizar estos síntomas persistentes".