"El estilo de vida de la madre puede influir, de forma espectacular, en el desarrollo del feto"


21-02-2020
Pioneros en el ámbito de la salud de la mujer y del recién nacido, el Instituto Clínic de Ginecología, Obstetricia y Neonatología (ICGON) une esfuerzos en investigación y servicio en todas las fases del proceso reproductivo humano: atención al recién nacido, embarazo normal y complicado y prevención, diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades del aparato genital femenino y de la mama).
 

El Instituto se engloba funcionalmente en el marco de BCNatal, proyecto conjunto entre el Hospital Clínic de Barcelona y el Hospital Sant Joan de Déu. "Trabajamos de forma coordinada y ello permite disponer de una de las áreas de salud reproductiva y neonatal más grandes de Europa, siendo uno de los centros más importantes del mundo en cirugía fetal", apunta el director del ICGON y BCNatal, Eduard Gratacós. El doctor da mucha importancia a la investigación que se lleva a cabo en el centro, produciendo conocimiento y aportando los mejores tratamientos que cubren esta área.

Principales problemas e investigación Las líneas de mayor especialización son el retraso de crecimiento y la preeclampsia, la prematuridad, el impacto de estos problemas en la programación fetal del neurodesarrollo y la salud cardiovascular, la terapia y cirugía fetal y la infl­uencia del ambiente en la salud materno fetal.

En particular, y según el doctor Gratacós, los grandes problemas en ginecología giran en torno a la infertilidad, un problema creciente dado por el aumento de la edad materna. También destaca el cáncer: "Un 30% de los cánceres que afectan a las mujeres son ginecológicos, si bien, afortunadamente tienen unos resultados cada vez mejores. El cáncer de mama tiene una curación de un 80% y una supervivencia del 90% en diez años". El doctor reconoce que siguen siendo problemas serios, pero nunca comparado a hace 30 años, pues se ha avanzado mucho.

Otro aspecto importante es el que engloba a las enfermedades benignas, "que pueden ocasionar molestias a las mujeres, como la endometriosis, que afecta hasta un 5-10% de las mujeres y que consideramos importante su investigación para encontrar soluciones. El Clínic tiene la unidad orientada a esta área más reconocida de España".

En cuanto a los servicios materno fetales, el director del ICGON señala la prematuridad y otros problemas que afectan a la salud del feto. Ya hay cada vez más embarazadas con mayor edad: "Hay una preocupación sobre las malformaciones, que el feto no crezca bien dentro del útero y los bebés prematuros. Tratar con el bebé es lo más delicado y nuestro reto es poner las medidas para resolverlo y dar la máxima excelencia".

Principales novedades en salud maternofetal

En el ICGON están desarrollando un ambicioso programa de trasplante uterino, "que se da en casos excepcionales de mujeres que, por alguna razón, no tienen útero y quieren ser madres", señala el doctor. A través de una técnica, que se ha realizado en otros países, es posible hacer este trasplante y en el Clínic, el doctor señala que es posible que se lleve a cabo durante este 2020.

Por otro lado, destaca las mejoras en cirugía fetal como otra de las innovaciones del Instituto, "gracias a programas de financiación de empresas e instituciones con los que avanzamos, desarrollamos nuevas herramientas con robótica, con investigaciones importantes y pioneras a nivel internacional".

Estudio IMPACT BCN

El doctor señala, como programa pionero, el estudio IMPACT BCN, basado en demostrar cómo el ambiente y el estilo de vida de la madre puede infl­uir, de forma espectacular, en el desarrollo del feto. "Contamos con estudios en marcha de este tipo y esperamos dar resultados sobre ello este año. Creemos que los resultados serán de gran impacto", destaca el doctor Gratacós.

Se trata de un ensayo clínico con intervenciones no farmacológicas sobre el impacto del bienestar materno en el embarazo y en el recién nacido, aprobado por el Comité de Ética de Investigación Clínica del Hospital Clínic y Sant Joan de Déu (BCNatal).

Según el doctor, si reducimos el estrés en la madre, o la dejamos en manos de un nutricionista para incorpore la dieta mediterránea, conseguimos que el feto crezca más y mejor, reducimos complicaciones y "esto puede revolucionar la manera de llevar a cabo bien el embarazo". Eduard Gratacós incide en la idea de que actualmente la adherencia a la dieta mediterránea es bajísima, aunque vivamos en un país mediterráneo.

Las dos grandes líneas de la medicina

Para Eduard Gratacós las dos direcciones que toma la medicina actualmente son: el cambio en el estilo de vida, "con ello reducimos el riesgo de padecer cáncer un 50% (dejando de fumar, reduciendo el estrés, practicando ejercicio o con una dieta mediterránea)". Señala que lanzan al mercado medicamentos nuevos y complicados cuando, con un estilo de vida adecuado, podemos reducir a la mitad muchos problemas "y esto abre oportunidades apasionantes sobre este tema".

Y por otro, el doctor remarca la alta tecnología. "En los hospitales cada vez tenemos más ingenieros, físicos, matemáticos… porque los médicos no dominamos las soluciones tecnológicas, pero trabajamos con nanopartículas y con herramientas de precisión, etc. y necesitamos colaborar con otros profesionales para llevar a cabo investigación e intervención". Gratacós vaticina que vamos a necesitar mucha tecnología para tratar enfermedades, y se va a necesitar de la colaboración de todos.

Para leer el artículo completo haz click en el PDF adjunto