Mismas reclamaciones médicas para una situación política distinta


22-01-2020
A 10 años de su creación, el Foro de la Profesión Médica de España (FPME) resume las cinco líneas estratégicas que desarrollará hasta finales de 2020. Ejes de acción destinados a la mejora de las condiciones que determinan el ejercicio de la Medicina, la calidad asistencial y el cuidado de la salud de los ciudadanos.
 

El Foro de la Profesión Médica de España (FPME) esperó a superar el ecuador del primer mes del año para hacer pública su estrategia institucional y de trabajo para 2020. A través de cinco líneas de acción compartidas plenamente por todos los miembros que lo componen: el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS), el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) y la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina (CNDM).

mismas-reclamaciones-medicas-para-una-situacion-politica-distinta

Dr Serafín Romero

El doctor Serafín Romero, presidente del CGCOM y del propio Foro, pidió como clave de bóveda de las reclamaciones médicas un imprescindible liderazgo del Ministerio de Sanidad para tomar decisiones estructurales valientes. De cara a poder revalidar el acuerdo adoptado entre la profesión médica y la Administración central. Aspectos que, en su opinión no deberían mezclar las cuestiones laborales con otros problemas más políticos, como la privatización, tal como ocurrió en otras ocasiones pasadas.

Además de fortalecer un sistema sanitario público, universal, equitativo y dotado de una financiación estable, en el que una revisión del marco jurídico contribuya a corregir la lamentable situación actual de muchos médicos.

Ante el nuevo escenario político que se abre con la reciente formación de Gobierno en el país, Romero pidió una pronta reunión del Foro de las Profesiones Sanitarias, convocado solo una vez desde su creación para tratar sobre la controversia de la indicación enfermera, que fue resuelta por la vía del consenso.

Como segundo aspecto, recordó el acuerdo alcanzado con la Administracion en puertas de la anterior gran crisis y que llevó a un nuevo modelo más actualizado del que, sin embargo, se desgajó posteriormente la troncalidad. Por lo que aseguró que el FPME pide al nuevo equipo ministerial poder avanzar hacia un horizonte de mayor esperanza para los médicos.

En cualquier caso, entendió el presidente del CGCOM como positivo que el nuevo ministro de Sanidad, Salvador Illa, expresara en su toma de posición de la semana pasada su actitud abierta para la escucha y propicia para tomar decisiones cuando sean necesarias.

Concluyó el presidente con una referencia al código deontológico de los médicos, y su naturaleza suficientemente garantista, a la hora de evitar tanto el encarnizamiento terapéutico como la eutanasia o el suicidio asistido.

Romero ratificó finalmente la preferencia del Foro por la acreditación única para todo el país, al ser la única fórmula con encaje posible en Europa. Y recordó la conveniencia de dotar al país de un registro actualizado de profesionales, además de que el desarrollo profesional sea básico en la validación periódica de la colegiación (VPC).

mismas-reclamaciones-medicas-para-una-situacion-politica-distinta

Dres Pablo Lara y Gabriel del Pozo

El doctor Gabriel del Pozo, secretario general del CESM, estimó que la situación actual de los médicos ha empeorado en España, sin que se hayan solucionado problemas seculares como la precariedad, la falta de una jornada laboral semanal de 35 horas y que las guardias se no se retribuyan al mismo coste que las horas de jornada ordinaria.

Además, y principalmente, instó a que se planifiquen las necesidades de los médicos, porque no se hace nada actualmente al respecto.

Abogó del Pozo por una jubilación flexible para los facultativos, a elegir entre los 60 y los 70 años. Además de que no cundan las ideas peregrinas de algunos responsables autonómicos. Junto a una financiación sanitaria que llegue al 7,5 de PIB, en la estela de Francia. Aunque no se mostró muy optimista porque el FPME ya pidió el 7% del PIB para Sanidad en 2018, sin éxito, y porque el Gobierno prevé que ese porcentaje de gasto sanitario no se alcanzará hasta 2023.

Urgió, además a que la Administración incentive las plazas de más difícil cobertura porque, si no, corren el riesgo de perderse y de dejar desatendidos a los ciudadanos. Además de facilitar los traslados, según el secretario general.

Para el responsable del sindicato médico, el Ejecutivo habla de fidelizar a los médicos residentes en el país y de recuperar a los que emigraron, pero ambas tareas se presentan bastante arduas, según su opinión.

También redundó este ponente en la necesidad de que el Ministerio de Sanidad coordine de manera efectiva los 17 servicios de salud del país para que no pase como con la estrategia para Atención Primaria, aprobada en pleno de Consejo Interterritorial y luego reinterpretada en algunas regiones.

Con el resumen, según del Pozo, de que, en 2020, los médicos mantienen las mismas quejas y demandas que en 2018, cuando las movilizaciones resultaron inevitables.

Por su parte, el doctor Pablo Lara, presidente de la CNDFM, habló en nombre de los decanos de Medicina y confirmó que ya hay 43 facultades con la suma de la de la universidad pública de Navarra a la lista en 2019. Centros en los que cursan el grado 43.000 alumnos, como semillero de médicos para el futuro.

También citó Lara un Informe que alerta sobre la inminente falta de profesores permanentes en las aulas y hospitales universitarios, de los cuales se jubilará el 55% 55 se jubilarán en esta década. De suerte que para asegurar ese relevo generacional, será necesario acreditar nuevos médicos profesores permanentes.

En esa línea, prosiguió con una mención a la reunión del pasado 15 de enero, en la que se revisó la ANECA. Ya que, en 2019, se acreditó a 40 profesores para 43 facultades, en 25 áreas de conocimiento, en número restringido por las agencias de acreditación. Sin tener en cuenta que haría falta un mínimo de 250 nuevos puestos al año. Con similares exigencias en recursos materiales como, por ejemplo, la incorporación aprendizaje con simuladores.

Lara afirmó además que las competencias asentadas en el grado deben servir de puente a la formación especializada, dentro de un continuo formativo.

mismas-reclamaciones-medicas-para-una-situacion-politica-distinta

Antonio Zapatero

El doctor Antonio Zapatero, presidente de FACME, pidió que las administraciones aprovechen el carácter consultivo del Foro médico, teniendo en cuenta que forman parte de su federación 43 asociaciones que supervisan la formación de 100.000 médicos residentes, aproximadamente.

Por otro lado, aunque admitió que el sistema MIR está necesitado de algunos cambios, Zapatero alertó del riesgo que podría suponer su fragmentación en Cataluña, como se oyó recientemente en algunas instancias políticas.

De igual forma, el presidente de FACME reiteró el 7.5 de PIB para Sanidad como objetivo propuesto por el Foro para 2020, dentro de una financiación que debería garantizar una buena atención con un uso progresivo de la tecnología.

mismas-reclamaciones-medicas-para-una-situacion-politica-distinta

Daniel Lozano

Daniel Lozano, vicepresidente del CEEM, rechazó el aumento sin tino del número facultades de Medicina, poniendo al país en segundo lugar del mundo por su alta tasa de centros formativos por población.

Pidió igualmente más coordinación entre los ministerios de Sanidad, Educación y Ciencia para no condenar a parte de los egresados de Medicina a no poder tener formación especializada y muchas veces a la precariedad.

Finalmente, el doctor Patricio Martínez defendió que la Relación Médico Paciente sea considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, al ser un proyecto transversal. Algo de interés para todos los que necesitan o necesitarán ayuda para afrontar la enfermedad y el dolor, en una tradición que situó 30 siglos atrás, en sus orígenes. Ante problemas nuevos como los desafíos que plantean nuevas tecnologías como la inteligencia artificial. Sin olvidar que difícilmente esta tecnología podrá suplir al médico en su capacidad de empatizar y llevar consuelo.

Desde ese valor de bien social que tiene esta relación, recordó que en junio de 2019 se presentó un expediente al Ministerio de Cultura, del que aún no ha llegado respuesta. Situación que no desmoviliza a los responsables del proyecto para explicar las virtudes de esta relación en las facultades de Medicina. Además de lograr apoyos en los ámbitos autonómicos, de camino a la UNESCO. Con actitud receptiva, de momento, por parte de Galicia, La Rioja, Las Dos Castillas y parcialmente, Andalucía.

mismas-reclamaciones-medicas-para-una-situacion-politica-distinta

Dres Patricio Martínez y Pablo Lara

El encuentro con los periodistas concluyó con la disponibilidad de todas las organizaciones representadas en el FPME para colaborar con las administraciones.