Los cinco retos del sector sanitario: de la cronicidad del paciente a la profesionalización del gestor


04-10-2018
Iñaki González, de la Fundación Hospital Calahorra, conmina a romper la burbuja tecnológica y recuerda que casi la mitad de los pacientes estaría dispuesto a usar dispositivos para recopilar datos .
 

Cinco son los grandes retos del sector sanitario según aseguró este jueves, durante las X Jornadas Nacionales de SEDISA, Iñaki González, técnico de gestión de recursos humanos de la Fundación Hospital Calahorra. "La buena noticia es que estamos haciendo las cosas bien pero hay que dar un paso más", dijo, en referencia al primero de esos retos: la atención al paciente crónico. "Tenemos que afrontar el reto de qué hacer con esos pacientes para potenciar la hospitalización a domicilio", indicó, mencionando los resultados de una encuesta que se realizó a 1.500 pacientes y a más de 200 profesionales en la que una de las principales conclusiones apuntaba a que los primeros, en su mayoría pacientes de enfermedades crónicas, respiratorias y derivados de enfermedades oncológicas, "agradecen muchísimo recibir atención domiciliaria".

El segundo de los retos, según González, son los presupuestos "cada vez menores" que provocan, entre otras consecuencias, que "el peso recaiga en la vocación de los profesionales, en su buena voluntad, mientras ven cómo les reducen derechos y salarios al tiempo que tienen que hacer malabares" para llevar a cabo la atención asistencial. Por ello, insistió en que "si no cuidamos a los profesionales de la salud" los resultados en salud acabarán resintiéndose.

Un tercer reto para el sector sanitario pasa por la descentralización de la sanidad: "Tenemos 17 sistemas sanitarios y eso es una barrera". González puso un ejemplo básico: las historias crónicas que aún no están conectadas en una misma localidad y que "hacen que los pacientes valoren de manera negativa la asistencia sanitaria". La adopción y el impulso de sistemas de Big Data para gestionar la información sanitaria supone, en su opinión, un cuarto reto mediante el cual se debería conseguir "que las decisiones estén realmente basadas en esos muchos datos que se manejan".

Aportó un dato interesante que ofrece cierta luz en el camino de la implantación de las nuevas tecnologías en todos los procesos sanitarios: casi la mitad de los pacientes dice que usaría aplicaciones y dispositivos que recopilen datos si el profesional se lo recomendara. Y, por parte de los profesionales sanitarios, consideró fundamental que estén "formados e informados" para que, por ejemplo, sepan cuáles son los dispositivos que deben utilizarse. "No vale cualquier tecnología, sino la que rematen sirva para cada organización. Hay que romper la burbuja para superar esta barrera tecnológica", insistió.

El quinto y último reto es la profesionalización de la gestión sanitaria, una de las premisas fundamentales de estas jornadas que se celebran en Gijón hasta mañana. "La rentabilidad política se da demasiado", consideró, añadiendo que "los gestores sanitarios deben basar sus decisiones en contenidos de eficiencia y equidad".

FOTO PRINCIPAL.: Iñaki González.