Publicidad
Publicidad

Philips y Fundación Signo tratan el desafío de la sostenibilidad y la tecnología en la gestión sanitaria

Gestores y agentes implicados se han reunido en Toledo para tratar los retos de un modelo sanitario en el que el paciente asume un rol creciente.

Cómo proporcionar una asistencia sanitaria centrada en el valor para el paciente y no en el volumen de actos sanitarios, cómo puede el gestor sanitario dirigir las operaciones del día a día de una organización sanitaria para proporcionar una atención continuada y de alta calidad o cómo usar la tecnología ...

Cómo proporcionar una asistencia sanitaria centrada en el valor para el paciente y no en el volumen de actos sanitarios, cómo puede el gestor sanitario dirigir las operaciones del día a día de una organización sanitaria para proporcionar una atención continuada y de alta calidad o cómo usar la tecnología de una manera más eficiente son algunas de las preguntas a las que se enfrenta la gestión sanitaria en la actualidad y a las que ha querido dar respuesta el I Taller para medios de comunicación `Informar sobre gestión sanitaria ante el desafío de la sostenibilidad que ha reunido esta mañana en Toledo a gestores y agentes implicados en una jornada convocada por Philips y la Fundación Signo.

Luis Rodríguez Padial, presidente de Signo, ha inaugurado la cita afirmando que pese a que las tendencias apuntan a que cada vez más se tiende a aumentar los gastos en sanidad, "esto tiene un límite", por lo que es necesario evaluar el valor en salud. "La mejor forma de conseguir el progreso del sistema debe ser con una rigurosa y disciplinada medición y mejora del valor".  Rodríguez Padial ha advertido que la reducción de costes sin evaluar los resultados "es peligroso y conduce al autoengaño", lo que puede desembocar en "falsos ahorros". "Hay que tener claro en qué afectan ese tipo de medidas, es necesario tener una perspectiva más alta y medir sus resultados a largo plazo", ha recomendado.

En esa mirada de la gestión sanitaria del futuro, el Dr. Josep Pomar, director gerente del Hospital Son Espases de Palma de Mallorca, ha destacado el rol del paciente poniendo como ejemplo el triple reto de los sistemas de salud establecido por el Institute for Healthcare Improvement: costes, resultado de salud y experiencia del paciente. "Es algo que se está convirtiendo en tendencia", ha apuntado Pomar, fijando al paciente como "el eje del cambio estratégico de los hospitales". "Hay que empezar a diseñar el modelo de hospital junto con el paciente, profundizar en los planes de humanización", ha explicado. En un momento en el que el futuro de la tecnología médica parece fundamental, Pomar ha detallado que aunque nos dirigimos a "hospitales muy tecnologizados", el futuro pasa por el tiempo que se dedica al paciente. "El tiempo para el enfermo es la mejor tecnología".

"Hay que abordar los retos desde una perspectiva holística; innovando y transformando los itinerarios de salud de las personas", ha señalado por su parte Ignacio López, miembro de la junta directiva de Fenin y director de negocio de Philips Ibérica. Para la incorporación de tecnología estructural, el sector, según López, se enfrenta a barreras tales como los presupuestos anualizados -limitan la planificación plurianual-, la carencia de planificación estructurada -afecta a la implantación de programas de transformación- o los criterios de adquisición, que basan la compra de tecnología según su precio en lugar de su valor. "Hay que tratar de romper las barreras, encontrar elementos que hagan la medicina más colaborativa", ha afirmado el representante de Philips, explicando que "hay falta de información sobre la tecnología".

Jaume Raventós, director de Transformación Digital del Grupo Quirón Salud, ha explicado que el objetivo de la transformación digital en el sector de la salud es el de "cambiar el modo de hacer las cosas". La transformación digital está presente en todo el mundo, ya que, tal y como ha informado, "el 83% de los países de la OMS poseen programas de mHealth" y que el crecimiento más importante en los últimos tiempos se ha dado en programas de teleradiología -con un 77%- y que otros como telepatología, remote patient monitoring y la teledermatología se encuentran en cerca de un 50% de los países de la OMS. Esos buenos porcentajes contrastan con el 17% que tienen el uso de Big Data en los países que forman parte de la organización, sin duda una cuenta pendiente en la eHealth. "Debemos disponer de más información, es algo que no estamos haciendo aún pese a toda la potencialidad que tiene", ha reflexionado Raventós.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts