Los grandes partidos descartan cualquier tipo de copago sanitario


02-10-2017
Durante la primera jornada del ciclo de reflexión sobre el "Pacto de Estado por la Sanidad", un senador del Partido Popular y otro del PSOE han coincidido al afirmar que no habrá copago sanitario, capítulo general que tampoco incluirá el hospitalario.
 

El presidente de la Real Academia Nacional de Farmacia (RANF), Mariano Esteban, dio la bienvenida al ciclo de conferencias que tendrá lugar en la institución a lo largo de los próximos meses, bajo el lema de "Nuestra contribución al Pacto de Estado por la Sanidad". Organizado por la Asociación Española de Derecho Farmacéutico (ASEDEF), el programa incluirá sesiones monográficas que serán protagonizadas por las agrupaciones profesionales, el ámbito autonómico, los sectores industriales, las asociaciones de pacientes y el resto de entidades y colectivos que constituyen el sector salud.



Pie de foto: Mariano Esteban (RANF).

Tras unas breves palabras del presidente Esteban, favorables a retomar la senda del diálogo político a la vista de los últimos acontecimientos ocurridos en Cataluña, tomó la palabra el doctor Mario Mingo, ex presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados. A pesar de que el pacto de Estado por la Sanidad es un deseo colectivo largamente esperado, el que será moderador del ciclo situó en el 17 de enero de este año, el momento clave para relanzar el proyecto. Un mérito que Mingo atribuyó sin reservas tanto al senador del Partido Popular que lo propuso, como al senador del PSOE que inmediatamente lo respaldó. De ahí que el doctor Mingo se mostrase especialmente dichoso de poder mediar las intervenciones de los dos senadores protagonistas de este nuevo impulso al pacto.

Pie de foto: El doctor José Martínez Olmos (izda.) y el doctor Mario Mingo (dcha.).

Siguiendo pautas parlamentarias, el primero en hablar fue el senador del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el doctor José Martínez Olmos, quien consideró necesario abordar el debate desde planteamientos técnicos. Acerca del modelo español de Farmacia elogió su facilidad de acceso a los ciudadanos y su capilaridad territorial. Aunque se trata de un modelo muy apreciado por la sociedad, Martínez Olmos consideró que no es lo suficientemente conocido ni mucha gente es consciente de que tendrá que superar algunas amenazas que tiene delante. En su defensa, afirmó que los criterios de competencia mercantil no deben llevar a que se pierda más de lo que se gane con cualquier cambio estructural. De igual forma, consideró que el sistema retributivo de márgenes no debe ser un obstáculo para poder prestar otros servicios además de los relacionados con el medicamento.

Además de considerar que el sistema sanitario es un motor de la economía, con más de un millón de puestos de empleo mayoritariamente cualificados, no negó a los presentes que tiene algunos problemas graves que resolver. Una tarea a impulsar, si se tiene en cuenta que se consiguen entre 4 y 5 euros de retono por cada euro que se invierte en sanidad.

En relación a las posibilidades de acuerdo con el Partido Popular, Martínez Olmos estimó que existía un modelo pactado desde el año 2003, pero fue roto por el PP en 2012 con el famoso real decreto 16 de 2012. Una argumentación que no le impidió admitir que de nuevo hay bases sólidas para el diálogo.

Como principal difícultad a avanzar más rápido, el senador socialista expuso su diferente concepción de la universalidad de la sanidad, además de los distintos caminos que podrían llevar a poder disponer de una financiación finalista en la sanidad. Por todo ello, propuso como modelo de consenso político general el pacto por las pensiones.

Otro punto de actual divergencia entre PSOE y PP, expresado por Martínez Olmos, fue las dificultades de acceso que suponen los copagos para colectivos desfavorecidos o no suficientemente cubiertos por las prestaciones sanitarias.

Pie de foto: Antonio Alarcón Hernández.

El senador del Partido Popular (PP), Antonio Alarcón Hernández, respondió al senador socialista con la afirmación de que hay copago farmacéutico desde hace mucho tiempo, siendo socialmente aceptado, y de ningún modo se plantea la posibilidad de un copago sanitario. Excluyendo, por tanto, los copagos hospitalarios, que nunca fueron una opción factible. Seguidamente, también agradeció poder hablar en la casa de la Academia que representa a las cerca de 23.000 oficinas de Farmacia que hay en España, dentro de un modelo insustituible de atención al ciudadano.

En cuanto al SNS del país, Alarcón Hernández afirmó que es la envidia de Europa, porque no hay ningún otro sitio donde se dedique el 62% presupuesto público a sanidad. No obstante, coincidió con Olmos en que su riesgo de quiebra podría ocurrir de un día para otro.

Adelantó también el senador popular que la próxima comisión de sanidad se centrará en la farmacia comunitaria.


 

Pie de foto: Mariano Avilés (ASEDEF).

Por su parte, el jurista Mariano Avilés, presidente de ASEDEF, consideró que la situación actual encuentra un campo de cultivo más maduro para poder hacer avanzar definitivamente el pacto nacional por la sanidad.