"Las tecnologías positivas revolucionarán la investigación y su aplicación en la salud mental"


22-09-2017
El Máster Universitario en Psicología General Sanitaria de la Universidad Pontificia de Salamanca ha inaugurado el curso académico con la conferencia titulada “Tecnología positivas y Psicología: nuestras aliadas en la promoción del bienestar”
 

Rosa Mª Baños, catedrática de la Universidad de Valencia y coordinadora de la `Red de Excelencia PROMOSAM: Investigación en Procesos, Mecanismos y Tratamientos Psicológicos para la Promoción de la Salud Mental´ ha sido la persona encargada de inaugurar el Máster Universitario en Psicología General Sanitaria. Baños centra su atención en la investigación del uso de las tecnologías de la comunicación y la información para promocionar el bienestar y los estilos de vida saludables.

Durante su intervención, la experta ha partido de la premisa de que "la salud mental no se puede entender sin la búsqueda del bienestar. Por lo que es un estado de bienestar, no la ausencia de enfermedad". Baños ha desarrollado la importancia del uso y aplicación de las llamadas ´tecnologías positivas´, entendidas como el enfoque científico y aplicado del uso de las tecnologías para comprender, potenciar y entrenar las virtudes y fortalezas de cada persona, "tecnologías específicamente diseñadas para proporcionar el bienestar".

La catedrática se ha referido a tres tipos de tecnologías positivas: las hedónicas, que producen estados positivos placenteros; las eudaimónicas, que optimizan las fortalezas de las personas y las tecnologías interpersonales, que promueven la integración que a partir de la colaboración se pretende conseguir una vida plena.

Baños ha destacado cuatro tipos de herramientas con las que la psicología clínica puede avanzar: la realidad virtual, internet, los teléfonos móviles y los sensores. Para la experta, la realidad virtual permite que la persona sienta que está en una realidad que físicamente no existe, "utilizando la inmersión y la interacción el usuario deja de ser observador y le permite sentir experiencias (...) lo que ayuda a examinar e intervenir en conductas muy diversas para practicar en situaciones complicadas, crear a medida de cada persona en un ambiente controlable y personalizado, donde puede aprender nuevas experiencias".

Baños se ha referido al desarrollo del ´embodied tech´ que permite al usuario tener otras identidades en el mundo virtual o avatares  "y que ofrece unas posibilidades de investigación y de aprendizaje de conductas y de terapia impresionantes". También ha destacado la potencialidad de la ´tecnología de la comunidad´ "que ayudan a detectar fortalezas en las personas y a promover experiencias transformadoras".

"Internet ha llegado al campo de la salud y su aplicación a todos los niveles: gestión, tratamiento, asistencia, datos... es importantísimo no solo su eficacia demostrada sino que, debe generar vías para su implementación en los servicios de salud", indicó. Respecto a los dispositivos móviles, para la investigadora "son una ocasión para repensar la Psicología porque conforman nuestra identidad", afirmó. "Los móviles permiten a los investigadores entrar en el mundo real con recomendaciones, intervenciones, mejorar los tratamientos y adaptarlos justo en el momento preciso en que se producen", apuntó. Por último, Baños se refirió a los sensores "que van a revolucionar la investigación de la salud mental y que permiten recoger información, comparar, hacer ajustes, decírselo al usuario para cambiar comportamientos, etc". Para la experta, el desarrollo tecnológico va por delante del conocimiento científico, por lo que se necesita un equipo multidisciplinar para desarrollarlo", concluyó.