Publicidad
Publicidad

"Es positivo que exista una sanidad privada que complemente y que aporte los más altos valores y niveles de excelencia"

Una mayor participación del médico en la gestión sanitaria, y dotar de más recursos y de herramientas a la práctica diaria son dos de las principales reivindicaciones del COM de Girona. A éstas se suman los problemas derivados de la crisis como es la lucha por unas mejores condiciones de trabajo y contra la precariedad laboral.

Las consecuencias de la crisis en el entorno laboral de los profesionales médicos no se han hecho esperar, la falta de recursos y el aumento del intrusismo laboral son algunas de las preocupaciones del colectivo, que además ha tenido que hacer frente a las medidas llevadas a cabo por la ...

Las consecuencias de la crisis en el entorno laboral de los profesionales médicos no se han hecho esperar, la falta de recursos y el aumento del intrusismo laboral son algunas de las preocupaciones del colectivo, que además ha tenido que hacer frente a las medidas llevadas a cabo por la Administración para disminuir el gasto sanitario. “En este sentido, celebramos la sentencia de la UE sobre la contratación temporal del personal sanitario ya que recoge un clamor en todo el sistema sanitario. No tiene ningún sentido y es anacrónico tener personal eventual o interino durante años esperando una plaza en propiedad”, asegura Josep Vilaplanapresidente del Colegio de Médicos de Girona.

Con el objetivo de reforzar la figura del médico en la sociedad, fortalecer los servicios de calidad y promover la docencia y la investigación, el Colegi Oficial de Médicos gironés se instaura como un foro de profesionalización y perfeccionamiento médico que atesora más de 120 años de experiencia. “Pretendemos alcanzar una mayor participación del médico en la gestión del sistema sanitario, y una más justa retribución de su actividad para que sea equiparable a su compromiso y dedicación. Necesitamos  mantener todos los valores del profesionalismo médico. Y para ello precisamos de más y mejores inversiones globalmente”.

Avances significativos

Uno de los mayores logros recientes es la Declaración de Girona que recoge las conclusiones del 3r Congreso de la Profesión Médica de Catalunya (CPMC), celebrado en noviembre de 2016. La necesidad de dotar al médico de mayor autonomía en la gestión sanitaria con el fin de mejorar la calidad de la atención al paciente es uno de los puntos clave de este documento. “Se trata de un texto de crucial relevancia puesto que reúne el sentir y los compromisos profesionales adquiridos por los médicos catalanes. Ahora el reto está en desarrollarlos y convencer a la ciudadanía y a sus representantes políticos de la necesidad de implementarlos para conseguir una sanidad sostenible y de primer nivel”, asegura el presidente del COM de Girona.

El problema fundamental es la falta de recursos a la hora de poner en marcha estas propuestas. Según el colectivo, la reducción de la inversión como consecuencia de la crisis no debe afectar a las políticas profesionales ni a los estándares de la atención prestada al ciudadano. “Necesitamos una sanidad pública y universal, y eficaz y bien dotada financieramente”.

Al respecto, el COM de Girona apuesta por la coexistencia pacífica entre el modelo público y el privado siempre y cuando se realice desde una complementariedad y  no desde la exclusión. “Consideramos positivo que exista una sanidad privada que complemente y que aporte los más altos valores y niveles de excelencia. La colaboración y la complementariedad pueden ser posibles, pero sin ánimo de lucro y con la máxima transparencia”.

Privatización sanitaria

La convivencia entre la sanidad pública y la privada lleva funcionando desde muchos años en Cataluña produciendo grandes resultados e importantes avances. Josep Vilaplana nos explica cuál es el motivo de su desarrollo: “La variedad en los modelos y la existencia de aseguradoras privadas que atienden a más del 25% de la población permiten y dan respiro a una sanidad pública que, de otra manera, estaría colapsada”.

Sin duda, esta privatización sanitaria junto con la llegada de las mutuas está cambiando el panorama del SNS. El presidente del COM de Girona observa con optimismo dichos cambios: “En un país como el nuestro, el tejido asociativo ha suplido las carencias gubernamentales en muchos campos, también en el sanitario. La sanidad pública es un bien de capital importancia, de ahí la necesidad de reformas que reviertan los recortes y lo proyecten al futuro”.

Por último, confía en las fortalezas del sistema y en la capacidad de seguir avanzando hacia la optimización de los recursos, la excelencia en los servicios y la implicación del médico en los centros de decisión. “El sistema público y universal de salud es un derecho consolidado transversal y del más alto nivel que los ciudadanos pueden disfrutar. Sin él, la sociedad española dejaría de ser un estado social y democrático. Pero si queremos conservarlo, debemos abrirnos a las modificaciones que lo hagan sostenible”. En cuanto a los retos del futuro: “La participación de los profesionales, la atención a la cronicidad y la utilización de las nuevas tecnologías serán los próximos cambios”.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.