Publicidad
Publicidad

Sectores de la Sanidad lamentan que otras comunidades imiten las subastas andaluzas medicamentos

Sorpresa, incomprensión y temor al contagio en otras CCAA son algunas de las emociones que ha despertado en partes destacables del sector sanitario el fallo del Tribunal Constitucional sobre los procesos andaluces de selección de medicamentos, más conocidos como subastas andaluzas.

El pasado 15 de diciembre, el consejero de Salud de la Comunidad Autónoma de Andalucía, Aquilino Alonso, anunció que el pleno del Tribunal Constitucional (TC) de forma unánime rechazó el recurso presentado por el Gobierno de España contra el Artículo 1 del Decreto Ley aprobado por la Junta de Andalucía ...

El pasado 15 de diciembre, el consejero de Salud de la Comunidad Autónoma de Andalucía, Aquilino Alonso, anunció que el pleno del Tribunal Constitucional (TC) de forma unánime rechazó el recurso presentado por el Gobierno de España contra el Artículo 1 del Decreto Ley aprobado por la Junta de Andalucía en diciembre de 2011 con medidas urgentes sobre prestación farmacéutica del sistema sanitario público, que regula desde entonces la selección pública de medicamentos en la comunidad autónoma. Desde ese anuncio, y a pesar de que el responsable de la sanidad andaluza asegura que la medida ha servido ya para ahorrar 413 millones, las dudas, temores y desconfianzas se han despertado desde distintos ángulos del sector sanitario.

El secretario general de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Luis de Palacio, estimó que 5 años de espera para el fallo, y su conclusión, ha sido como un jarro de agua fría. A pesar de que la fijación de precios de medicamentos es una competencia estatal, se da por bueno pactar comisiones de retroceso en el ámbito autonómico. El perjuicio que está medida ha causado en las oficinas de farmacia andaluzas no es que estas perciban menos por cada medicamento, sino los desabastecimientos que han tenido lugar. De Palacio también destacó que los laboratorios seleccionados por las subastas no reunían en algunos casos los estándares corporativos de calidad exigidos en otros países, sin demérito de la calidad de sus medicamentos. Otro grave perjuicio que observó el secretario general de FEFE fue el daño que las subastas causan a la industria nacional de medicamentos. La constitucionalidad de las subastas pueden interferir en las economías de escala de las boticas, que suelen tener posibilidades de negociación cuando hay varios proveedores, cosa que no ocurre con la selección andaluza por medicamentos. No obstante, De Palacio insistió en que los laboratorios nacionales, que han hecho un gran esfuerzo por internacionalizarse durante la crisis económica, contemplan con preocupación cómo entran en el propio territorio compañías de Pakistán y otros países. En ese punto, el directivo de FEFE, también razonó que las subastas andaluzas no reúnen las mismas garantías de las que se hacen en Alemania, por ejemplo, país donde el pliego de garantías es muy estricto y su incumplimiento causa la exclusión de los laboratorios responsables en sucesivas convocatorias.

El secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), Carlos Rus, presente en Andalucía este mismo viernes, 16 de diciembre, también confesó su extrañeza por el fallo, añadiendo el temor de que sirva de precedente para otras comunidades autónomas, aspecto que casi dio por hecho. Para Rus, el ingreso en cuenta de la diferencia de la subasta expresa también las deficiencias jurídicas del recurso que planteó el Ministerio de Sanidad, de forma que la constitucionalidad de las subastas haya prosperado. A este último argumento Antonio Burgueño, secretario general de la Fundación Economía y Salud, añadió que sin criticar los medicamentos de los adjudicatarios de las subastas, sí cabe desconfiar sobre sus carencias en materia de distribución y otros aspectos de la cadena del medicamento de algunas de las compañías seleccionadas por las subastas.

Al margen de estas críticas, el consejero Alonso ha recalcado en distintos foros que la selección pública de medicamentos es constitucional y no invade en ningún caso competencias del Estado. Junto a esto, destacó que el ahorro obtenido hasta ahora por las subastas equivale a la realización de 6 hospitales de alta resolución. Por todo ello, es seguro, como anunció el gerente del Servicios Andaluz de Salud (SAS), José Manuel Aranda, que saldrá adelante la décima edición de las subastas andaluzas para 189 principios activos diferentes con 459 presentaciones diferentes. De igual forma, se harán 2 nuevas convocatorias en 2017.

Pie de Foto:  El secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), Carlos Rus

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts