publicidad

Gestión
Hospitalaria   

Los estudiantes lanzan la voz de alarma sobre la hipertrofia formativa en Medicina

estudiantes lanzan a

Colectivos sanitarios como los de médicos, enfermeros, dentistas o fisioterapeutas claman desde hace tiempo contra el exceso de facultades, cuya producción excesiva de títulos aboca a muchos graduados jóvenes al paro o la emigración profesional.

Este martes, 14 de febrero, el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) ha lanzado a la sociedad española la pregunta de si la fuga de fonendos es una opción o más bien una obligación. Desde hace un tiempo, los estudiantes de Medicina sostienen que la apertura de nuevas facultadesprofundiza un problema ya existente: el exceso de graduados en Medicina que se ven imposibilitados para realizar una formación como especialistas. Por eso, el CEEM denuncia el “furor” con el que las instituciones universitarias y sanitarias se dedican a abrir nuevas facultades de Medicina, tanto públicas como privadas. Dentro del repaso que ha hecho el CEEM, junto a la nueva facultad de Islas Baleares, se suman la de Vic (Cataluña), la de la Universidad de Alicante y la de la Universidad Internacional de Canarias.

En la actualidad, el Sistema Nacional de Salud (SNS) calcula el número de plazas de residentes a cubrir con las pruebas MIR según el número de médicos que considera que serán necesarios en un plazo de 4 años. Como acceso a la Universidad a través de las Facultades de Medicina existe en España la peculiaridad de los “Numerus Clausus”, como criterio de corte en el número de personas que pueden empezar a estudiar la carrera de Medicina en todo el territorio nacional, distribuyéndose los aceptados en las diferentes Comunidades Autónomas.

 

Pie de foto: Beatriz Atienza (Universidad de Valencia)

En opinión de Beatriz Atienza, vicepresidenta de Asuntos Externos del CEEM, la apertura de nuevas facultades ataca directamente ese precario equilibrio entre la limitación de acceso al grado y la posterior oferta de plazas para formación especializada. Por cada nuevo centro de formación de nuevos médicos, se agudiza un círculo vicioso ya “agonizante”, en el que cada vez entran más candidatos en un sistema que no va a poder acogerlos, al decir de la representante estudiantil.

Según el razonamiento de Atienza, el problema es fácil de entender si se observa el número de plazas MIR ofertadas para 2017, y el número de personas inscritas para la realización de la prueba. A finales del mes de enero, 13.439 aspirantes se sentaron a contestar las 235 preguntas, más 10 de reserva, con la inquietud de optar a sólo 6.098 plazas ofertadas. Esto supuso el cómputo de 2,12 aspirantes por cada plaza a cubrir. Se trata, por tanto, de un problema derivado de un sistema en el que se produce un mayor número de médicos del que puede acoger el SNS. Por eso, razonó la vicepresidenta, no es de extrañar que numerosos médicos jóvenes se resistan a entrar en un sistema “viciado” que permite el acceso sin freno a los estudios de Medicina, sin reparar en se resienten la calidad de la formación, el bienestar de los pacientes y la humanización del sistema sanitario en su conjunto. Razón por la que el CEEM seguirá reivindicando una medicina más humana, no sólo a nivel asistencial, sino también formativo, aseveró Atienza.

También los enfermeros

El clamor de los estudiantes de Medicina también tiene su eco en la profesión enfermera. Tal como ha advertido numerosas veces el sindicato de Enfermería SATSE, se teme que en 2018 haya 30.000 enfermeros en paro. Razón por la que su secretario general, Víctor Aznar, reclama a la autoridad sanitaria y educativa que se efectúe una adecuación entre la oferta de plazas de formación para la titulación de grado en Enfermería y las necesidades del mercado laboral.

Pie de foto: Víctor Aznar (SATSE)

Según sus cálculos, cada año salen al mercado laboral 11.000 nuevos enfermeros, muchos de ellos directamente abocados al desempleo, tal como quedó recogido en el Análisis del Empleo en Enfermería. Trabajo en el que se recogen los estragos de los recortes presupuestarios aplicados a la profesión, en contra de la necesidad real de ampliar las plantillas para ofrecer una mejor atención a los ciudadanos. Por ello, urge en opinión de Aznar reducir el número de egresados, para evitar el desempleo y la frustración que genera en los nuevos profesionales. Una realidad dramática que podría llevar a la profesión a sufrir una tasa de paro del 15% a finales de 2017.

A pesar de la preocupante situación de médicos y enfermeros, aún existen otras profesiones todavía más castigadas por la precariedad. Es el caso de los dentistas y los fisioterapeutas, por ejemplo, cuya única salida mayoritaria es el sector privado, en el que fuera de la titularidad de las consultas, la situación laboral suele estar muy debilitada.

Seguir leyendo...
publicidad

Copyright © 2015 - All Rights Reserved -Publimasdigital.com (Grupo Edimicros) Programación y Web : webmaster@publimasdigital.com. La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. www.immedicohospitalario.es esta inscrita el 18/12/2014 como soporte valido en el Registro n.03336E/226535/2014 de la Generalitat de Catalunya, Departamento de Salud