Publicidad
Publicidad

Madrid potencia sus servicios de Neurorrehabilitación para ictus y otras patologías

Con la inauguración del hospital Casaverde de Navalcarnero, la Neurorrehabilitación se ve potenciada en el sureste de la región. El nuevo centro de media estancia dispone de 100 camas y se destinará a permitir una buena transición de pacientes agudos a crónicos.

En la tarde de ayer se inauguró en la madrileña localidad de Navalcarnero un nuevo centro hospitalario del Grupo Casaverde. Corporación especializada en asistencia geriátrica y sociosanitaria, con sede en Alicante que con esta apertura ha dado un paso más para reforzar su carácter monográfico de neurorrehabilitación, al igual que ...

En la tarde de ayer se inauguró en la madrileña localidad de Navalcarnero un nuevo centro hospitalario del Grupo Casaverde. Corporación especializada en asistencia geriátrica y sociosanitaria, con sede en Alicante que con esta apertura ha dado un paso más para reforzar su carácter monográfico de neurorrehabilitación, al igual que ya hizo con los centros abiertos previamente en Mutxamel (Alicante) y Mérida (Extremadura). El nuevo centro, situado apenas a 30 minutos de la Capital, es un hospital de media estancia, dotado con recursos altamente especializados, capaces de garantizar la continuidad asistencial después de la fase aguda de cada enfermedad. Entre otras dependencias, el nuevo centro dispone de unidades de rehabilitación funcional, convalecencia, cuidados continuados y cuidados intermedios.

El espacio físico hospitalario se sitúa en las instalaciones de una de las 4 residencias que Grupo Casaverde adquirió al grupo de residencias Doctor López Malla en marzo pasado. Con esta adquisición, el grupo presidido por Alberto Giménez Artes pasó a controlar la sociedad Residencia de la Asunción, en la que se incluían los 3 centros geriátricos que existen actualmente en Navalcarnero, junto a otro en Villamanta, sumando un número total de 430 camas. De todos estos centros, el de Navalcarnero tendrá uso monográfico, al tiempo que el resto de los establecimientos citados seguirán respondiendo a la categoría de geriátricos.

En palabras de Alberto Giménez Artes, presidente de Grupo Casaverde, la entrada del grupo en Madrid viene a consolidar la oferta de la zona para la atención de pacientes con daño cerebral, tal como se hizo previamente en una clínica ambulatoriaabierta en el centro de la ciudad de Alicante. Consolidando un modelo de atención geriátrica, con división propia dentro del grupo, que ya suma 6 residencias, con un total de 646 camas, de las cuales 96 se hayan integradas en viviendas tuteladas. Los hospitales Casaverde están especializados en la neurorehabilitación bajo una premisa fundamental: la importancia de una atención temprana e intensiva en una situación lo más cercana posible al daño sufrido, con el objetivo de minimizar las secuelas de los afectados por daño cerebral adquirido. Por ello, Casaverde, trabaja para que cada paciente pueda recibir tratamientos específicos, con la intensidad y duración adecuadas, con objeto de lograr la mayor recuperación funcional, disminuyendo las estancias hospitalarias y las posteriores tasas de institucionalización.

Por todo ello, Giménez Artes señaló la nueva apertura como una forma de seguir avanzando para acercar los centros a los pacientes y sus familias progresivamente en todas las comunidades autónomas. En el caso de Madrid, con datos de 2014, hubo 26.000 ictus de los cuales el 68% (17.000 pacientes) requirieron rehabilitación. Unos cuidados que, según cálculos realizados este viernes por el doctor Manuel Vilches, director general de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), supusieron 170.000 estancias, a razón de 10 días por cada caso. Evidenciando para Giménez Artes que las patologías con daño cerebral no sólo acarrean graves problemas de salud, sino que suponen un gran impacto económico para el sistema sanitario. Un perjuicio para la asistencia en general, que se ve acentuado cuando no se impiden dependencias evitables, al no hacer las intervenciones más adecuadas en los centros más idóneos (hospitales para agudos), como lamentablemente ocurre con frecuencia. Espacios para pacientes subagudos en los que deben confluir siempre dos factores fundamentales, la motivación asistencial y las terapias más avanzadas.

La inauguración oficial tuvo lugar en la tarde de ayer, 29 de septiembre, contando con la asistencia del alcalde de Navalcarnero, José Luis Adell; el secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española, Carlos Rus; y el director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, César Pascual, entre otras figuras destacables del mundo de la Salud. Correspondiendo al político madrileño hacer la promesa de potenciar el área sociosanitaria en la región.

Pie de foto:    Alberto Giménez Artes, presidente de Grupo Casaverde y la Fundación Economía y Salud

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.