Publicidad
Publicidad

El nuevo parche anticonceptivo pequeño, transparente y de baja dosis Lisvy ya está disponible en España

Gedeon Richter lanza un nuevo parche anticonceptivo con bajas dosis de etinilestradiol y gestodeno, un buen perfil de seguridad, una alta eficacia anticonceptiva y un buen control del ciclo con menor dosis estrogénica y menor tasa de dolor mamario que el anterior parche.

Llega a España Lisvy. Los ginecólogos y las usuarias de métodos anticonceptivos disponen ya de un nuevo parche anticonceptivo redondo, transparente y pequeño, mucho más discreto y estético que el actual; con una menor exposición estrogénica, aproximadamente la mitad, que el anterior parche de etinilestradiol (EE) y norelgestromina (NGMN); una ...

Llega a España Lisvy. Los ginecólogos y las usuarias de métodos anticonceptivos disponen ya de un nuevo parche anticonceptivo redondo, transparente y pequeño, mucho más discreto y estético que el actual; con una menor exposición estrogénica, aproximadamente la mitad, que el anterior parche de etinilestradiol (EE) y norelgestromina (NGMN); una alta eficacia en la prevención del embarazo –índice de Pearl de 0,4–; un buen perfil de seguridad; y un control del ciclo similar a los anticonceptivos hormonales orales.

Tras más de una década sin innovaciones en el campo de la anticoncepción hormonal combinada por vía transdérmica, Gedeon Richter ha lanzado este nuevo parche con una baja dosis de EE y gestodeno (GSD) –cada parche libera 0,013 mg de EE y 0,06 mg de GSD durante 24 horas–, más pequeño –11 cm2  frente a los 20 cm2 del anterior parche de color beige de EE/NGMN–, y con una exposición sistémica similar a un anticonceptivo oral combinado de baja dosis (0,02 mg de EE y 0,06 mg de GSD).  

Además, Lisvy proporciona todas las ventajas de la farmacocinética y farmacodinámica de la vía transdérmica: es independiente de la toma diaria, evita el primer paso hepático, las concentraciones séricas son constantes, no provoca alteraciones en la eficacia por eventos gastrointestinales, es apto para intolerantes a la lactosa y mejora las tasas de cumplimiento, “uno de los principales problemas que se plantea con los anticonceptivos hormonales orales como la píldora”, ha señalado la Dra. Esther de la Viuda, ginecóloga del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Guadalajara y ex presidenta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC).   

“A diferencia de los países de nuestro entorno como Francia, Italia, Alemania o Portugal, la anticoncepción hormonal combinada aún se usa poco en España, donde el método anticonceptivo más utilizado sigue siendo el preservativo”, ha indicado la Dra. De la Viuda. “Dentro de la anticoncepción hormonal combinada, la vía oral –ha advertido la ginecóloga– presenta problemas de cumplimiento por los olvidos de las usuarias, mientras que la vía transdérmica facilita el cumplimiento al evitar la toma diaria de un comprimido o cápsula y mejora la eficacia, reduciéndose así el número de interrupciones voluntarias del embarazo”.

Según sus palabras, “es más fácil acordarse de cambiar el parche una vez a la semana que tomar un comprimido o cápsula cada día”. Además, que el método sea visible, a su juicio, “facilita que la mujer pueda controlar que tiene el parche puesto y dispone de esa protección anticonceptiva”. 

Por su parte, la Dra. Verónica Sobrino, ginecóloga del servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario Infanta Leonor, también ha destacado del parche “la comodidad del uso semanal frente al uso diario de la anticoncepción oral, lo cual facilita un alto cumplimiento que va a redundar en una mayor eficacia anticonceptiva”. La Dra. Sobrino también ha hecho hincapié en “la baja dosis hormonal, la mitad que el anterior parche, con el mismo efecto anticonceptivo, el buen control del ciclo, y menores efectos secundarios, como por ejemplo una menor tasa de dolor mamario”.

Además, según la Dra. Sobrino, frente a la anticoncepción oral, la vía transdérmica aporta ventajas médicas adicionales en mujeres con problemas intestinales (vómitos, diarreas, enfermedad de Chron, colitis ulcerosa…) que pueden ver comprometida la eficacia anticonceptiva. Desde el punto de vista estético, Lisvy es mucho más discreto –redondo, pequeño y transparente–, se aplica en abdomen, nalga y parte superior externa del brazo, utiliza un innovador sistema multicapa, y no interfiere con ninguna de las actividades diarias de la mujer. “Las mujeres pueden ir a la piscina, a la sauna, al hidromasaje y hacer ejercicio, y las tasas de despegue son muy bajas”, ha precisado la Dra. Sobrino.   

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.