Publicidad
Publicidad

"La supervivencia del cáncer en la infancia ha sido uno de los avances espectaculares dentro de la medicina"

El servicio de Oncología y Hematología Pediátrica del Hospital Vall d´Hebron es, según datos del Registro Español de Tumores Infantiles (RETI-SEHOP), el hospital del estado que más enfermos trata de tumores, ya sean sólidos o leucemia; y también han sido pioneros en el trasplante de médula ósea a niños con cáncer.

En estos momentos, tratan prácticamente al 12% de todos los tumores que se diagnostican en España, una cifra que se encuentra en torno a los 120 nuevos tumores al año; y trasplantan entre 45 y 50 casos anualmente. En cuanto a la investigación clínica, son uno de los pocos centros ...

En estos momentos, tratan prácticamente al 12% de todos los tumores que se diagnostican en España, una cifra que se encuentra en torno a los 120 nuevos tumores al año; y trasplantan entre 45 y 50 casos anualmente. En cuanto a la investigación clínica, son uno de los pocos centros nacionales miembros de la ITTC, una asociación internacional de terapias innovadoras para niños con cáncer, que reúne a los centros más especializados para llevar a cabo ensayos clínicos en fase I, II y III. Actualmente llevan a cabo un importante número de ensayos clínicos en fases I y II de diferentes moléculas frente a diferentes enfermedades oncológicas, de terapia génica o de nuevas moléculas frente a nuevas dianas terapéuticas.

Hablamos con el doctor Josep Sánchez de Toledo, que fue médico residente en el Vall d´Hebron en 1975, pionero en la introducción del tratamiento de la leucemia a través del trasplante de médula ósea y jefe del Servicio de Oncología y Hematología Pediátrica, quien recuerda con nosotros su primer trasplante de médula, “fue en 1984, a un niño que se llamaba Óscar. Tenía neuroblastoma y era refractario al tratamiento. En ese momento fue complejo porque no teníamos materiales estandarizados y tuvimos que ir primero a comprar al Servei Estació (una conocida tienda de bricolaje de Barcelona), mallas metálicas de 300 micras para poder filtrar la médula ósea, una vez la extraíamos del paciente a través de las punciones. Después aquellos progenitores hematopoyéticos se congelaban y se administraban al paciente después de haberle tratado con altas dosis de quimioterapia. Empezamos en el año 84 y ahora, en estos momentos, ya llevamos más de 1.200 trasplantes con niños. Lógicamente las técnicas se han sofisticado, somos un centro de referencia internacional, centro CSUR de referencia del trasplante halogénico de progenitores hematopoyéticos, y fuimos el primer hospital pediátrico en tener la acreditación JACIE, de calidad de los procedimientos que se llevan a cabo en el trasplante”.

El servicio está actualmente formado por unas cien personas, entre médicos, enfermeras, auxiliares y celadores; y además tienen su propio grupo de investigación de cáncer en la infancia. Dentro de lo que es el Instituto de Investigación se encuentra el grupo de investigación traslacional en cáncer en la infancia y adolescencia, dirigido por el doctor Sánchez de Toledo y la doctora Soledad Gallego, y en él además trabajan dos investigadores principales en dos líneas fundamentales: sarcomas de partes blandas en la infancia y adolescencia, y tumores neurales.

Actualmente el índice de éxito en la curación del cáncer infantil está alrededor del 80% de manera global. Tal y como lo describe el doctor, “la supervivencia al cáncer en la infancia ha sido uno de los avances espectaculares dentro de la medicina. En el ámbito de nuestra zona geográfica la incidencia de los tumores se mantiene estable desde que existen los registros. En los últimos años se ha progresado mucho en el conocimiento del cáncer por la investigación a nivel molecular, aunque no hay que olvidar que queda un 20% de niños a los que hay que dar respuesta”.

Sánchez de Toledo señala que en estos momentos ya se conocen los mecanismos de la carcinogénesis, por un lado, y por otro se sabe qué alteraciones se tienen que dar para que un tumor se desarrolle. “Sabemos mucho, pero aún seguimos sin saber la causa de la mayoría de las neoplasias. Sabemos que algunas se relacionan con virus, el papiloma-virus y el cáncer cervical; el virus de la hepatitis b y el hepatocarcinoma del hígado; el virus de Epstein barr y los linfomas; sabemos de algunos, pero la causa de la mayoría no la sabemos. Algunas causas son hereditarias, pero es un porcentaje muy bajo, un 10% de los casos si llega. Pero también es verdad que en estos momentos dentro del mundo del cáncer se han incorporado nuevas detecciones que antes eran temas de investigación en laboratorio y ahora son de rutina en la práctica clínica, determinadas analíticas que te permiten confirmar un diagnóstico o hacer un seguimiento de una enfermedad concreta”. (…)

Para leer el artículo completo haz click en el PDF adjunto. 

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.