Publicidad
Publicidad

Descubren una técnica que podría identificar a los pacientes con cardiopatías por quimioterapia

La doxorubicina es un antineoplásico utilizado en varios tipos de cáncer pero provoca cardiopatías graves. Sin embargo, se pueden utilizar cardiomiocitos obtenidos a partir de la piel de los pacientes con cáncer de mama para estudiar el trastorno.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Medicina de Stanford han demostrado que los cardiomiocitos obtenidos de células dérmicas de pacientes con cáncer de mama que sufren los efectos secundarios del tratamiento con doxorubicina presentan efectos secundarios más graves al fármaco. Estas células proporcionan a los científicos una plataforma necesaria ...

Un grupo de investigadores de la Universidad de Medicina de Stanford han demostrado que los cardiomiocitos obtenidos de células dérmicas de pacientes con cáncer de mama que sufren los efectos secundarios del tratamiento con doxorubicina presentan efectos secundarios más graves al fármaco.

Estas células proporcionan a los científicos una plataforma necesaria para estudiar los efectos de la exposición a la doxorubicina en cardiomiocitos. Estos datos podrían permitir predecir el tipo de pacientes que deberían evitar este fármaco. Hasta hoy los científicos se han basado en modelos animales para investigar este aspecto ya que es muy complicado obtener cardiomiocitos de tejidos vivos.

“Observamos que las células de los pacientes que manifestaban toxicidad por doxorubicina respondían de forma más negativa a dicho fármaco”, afirma Paul Burridge, autor principal del estudio. “Determinamos un aumento significativo de la muerte celular tras 72 horas de exposición al fármaco frente a células obtenidas de pacientes sanos del grupo de control”, concluye el mismo

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.