Publicidad
Publicidad

Nuevos datos sobre cómo el organismo repara su ADN

Un grupo de científicos han descubierto nuevos datos acerca de la capacidad del organismo de regenerar su propio ADN.

La reparación del ADN dañado debido a una mutación, como por ejemplo debido al consumo de tabaco, es un proceso fundamental que impide que nuestras células se vuelvan cancerosas. En un nuevo estudio publicado en la Nature, un grupo de científicos estudian más de 20 millones de mutaciones genéticas a partir ...

La reparación del ADN dañado debido a una mutación, como por ejemplo debido al consumo de tabaco, es un proceso fundamental que impide que nuestras células se vuelvan cancerosas. 

En un nuevo estudio publicado en la Nature, un grupo de científicos estudian más de 20 millones de mutaciones genéticas a partir de 1 161 tumores de 14 tipos de cáncer distintos. Se dieron cuenta de que en varios tipos de cáncer, en particular en el cáncer de piel, el número de mutaciones era extremadamente elevado en regiones del genoma conocidas como “promotores genéticos”. Estas secuencias genéticas controlan la manera en que se expresan los genes que, a su vez, determinan el tipo celular y la función. 

Se observó que el número de mutaciones genéticas (foto, Jackie Mostek) se ve multiplicado en estas regiones debido a las proteínas que se unen al ADN para controlar el primer bloque de expresión genética de los sistemas de reparación celular responsables de la regeneración del ADN dañado. El sistema se conoce como reparación por escisión de nucleótidos y es uno de los mecanismo de reparación del ADN de las células humanas. Este sistema es el único capaz de regenerar el daño causado por la luz ultravioleta.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.