Publicidad
Publicidad

El potencial del mHealth supera el alcanzado por los modelos de gestión sanitaria actuales

La diabetes es la segunda enfermedad crónica que requiere más recursos del sistema sanitario, después del cáncer.

El potencial del mercado de la mHealth es mucho mayor que el alcanzado hasta ahora por los modelos de gestión sanitaria actuales. Los dispositivos y aplicaciones disponibles ayudan, pero no solucionan del todo el cuidado y seguimiento de los pacientes crónicos ni permiten reducir la costosa factura del sistema público ...

El potencial del mercado de la mHealth es mucho mayor que el alcanzado hasta ahora por los modelos de gestión sanitaria actuales. Los dispositivos y aplicaciones disponibles ayudan, pero no solucionan del todo el cuidado y seguimiento de los pacientes crónicos ni permiten reducir la costosa factura del sistema público de salud. Todavía hay mucho margen de mejora y la tecnología actual permitiría reducir sustancialmente esta carga. Sin embargo, el mercado de la mHealth será sólo de 5.700 millones en 2017, frente  billón de euros que suponen los costes sanitarios totales en Europa, según datos de la International Diabetes Federation (IDF). 

Cambiar la gestión de los recursos pasando del modelo actual, basado en el pago por enfermedad y tratamiento, a un modelo que apuesta por la salud y la prevención de complicaciones reduciría a la mitad los costes para el sistema sanitario”. Ésta es la principal  conclusión que ha trasladado Lars Kalfhaus, director general y presidente de Roche Diabetes Care Spain y de Emminens Healthcare Services, durante su conferencia “Re-structuring the healthcare delivery”, celebrada en el marco del Mobile World Congress 2016.

En este sentido, la OMS afirma que  el 80% de las complicaciones de la Diabetes tipo 2 podrían llegar a prevenirse si se cambiaran las políticas públicas hacia un modelo más enfocado a la prevención, modelo en el que la mHealth podría contribuir de forma muy activa. Además, según IDF, el cambio de modelo también ayudaría a disminuir en entre un 30% y un 50% los costes indirectos derivados de la enfermedad; absentismo laboral, reducción de la productividad, discapacidad y desempleo entre otros.

Sólo la utilización de las soluciones que ofrece la Digital health permitiría ahorrar 50.000 millones de dólares, casi 45.500 millones de euros al sistema sanitario en USA, según datos del U.S. Department of Health & Human Services. En España, la atención personalizada del paciente crónico a través de plataformas tecnológicas permitiría reducir el coste del tratamiento hasta un 12% en el caso de los pacientes con diabetes, según el informe Emminens sobre el impacto de la eSalud en la Atención del Paciente Crónico, presentado en el Congreso Nacional de Atención al paciente crónico en el 2015.Por otro lado, para obtener mejores resultados de salud, también es clave el apoyo a los pacientes a través de la tecnología, tanto a nivel de control de sus parámetros diarios como a través de la adquisición de mayores conocimientos sobre su enfermedad. “En la mayoría de enfermedades crónicas, el comportamiento del paciente es fundamental para evitar factores de riesgo. Un buen control de la patología, tanto por parte del paciente como del profesional sanitario, es clave para mejorar los resultados y reducir costes, contribuyendo así a la sostenibilidad del sistema sanitario”. 

 “Actualmente está aumentando el número de pacientes, con el consecuente incremento de costes que ello supone para el sistema sanitario. Además, al mismo tiempo, está disminuyendo el número de profesionales médicos. Por tanto, podemos decir que el sistema sanitario hoy no está preparado para atender a la demanda de pacientes crónicos”, ha afirmado Kalfhaus. 

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts