Publicidad
Publicidad

Prevención y atención inmediata, claves para combatir el ictus

Un ictus puede ser devastador y cambiar la vida del que lo padece. En un instante, una persona puede pasar de estar en forma y activa a vivir con una discapacidad. Puede afectar a su capacidad para comunicarse, caminar y moverse, así como a su forma de pensar y sentir.

Las enfermedades cerebrovasculares englobadas bajo el término ictus, están causadas por un trastorno circulatorio cerebral que altera transitoria o definitivamente el funcionamiento de una o varias partes del encéfalo. Existen diversos tipos de ictus, según la naturaleza de la lesión producida en la isquemia cerebral y la hemorragia cerebral. Sin ...

Las enfermedades cerebrovasculares englobadas bajo el término ictus, están causadas por un trastorno circulatorio cerebral que altera transitoria o definitivamente el funcionamiento de una o varias partes del encéfalo. Existen diversos tipos de ictus, según la naturaleza de la lesión producida en la isquemia cerebral y la hemorragia cerebral. Sin embargo, debido a la presencia de diferentes enfermedades o subtipos de ictus, el perfil evolutivo, las características de la neuroimagen, la naturaleza, el tamaño y la topografía de la lesión, el mecanismo de producción y la etiología, se utilizan numerosos términos para describir las enfermedades cerebrovasculares. Es importante conocer el mecanismo causante de esta enfermedad para poder efectuar un adecuado tratamiento y una eficaz prevención secundaria.

Desde un punto de vista sanitario y socioeconómico, el ictus es un problema de primera magnitud. En los últimos 15 años, el número de pacientes atendidos en hospitales del Sistema Nacional de Salud (SNS) por enfermedades cerebrovasculares ha aumentado un 40%, lo que ha hecho que las enfermedades cerebrovasculares sean ya la octava causa de hospitalización.

Actualmente, es la entidad neurológica que mayor número de ingresos hospitalarios genera en España (el 70% de los ingresos neurológicos) y una de las patologías que requieren de mayor estancia hospitalaria y, consecuentemente, de mayor coste para los sistemas sanitarios. El ictus, es responsable del 3- 6% del gasto total sanitario. Además, aunque en los últimos 20 años se registra una tendencia a la baja en la mortalidad, gracias a los trabajos de prevención, detección precoz y mejora de la atención neurológica especializada hospitalaria, las enfermedades cerebrovasculares son las causantes del 8% del total de defunciones en hospitales del SNS. Un ictus ocurre cuando se interrumpe el aporte sanguíneo a una parte del cerebro y se dañan o mueren células cerebrales.

Cuanto más tiempo transcurre sin que el cerebro reciba oxígeno, mayor es el daño. Los accidentes cerebrovasculares son más comunes a medida que envejecemos, ya que tres cuartas partes de ellos ocurren en personas de más de 65 años. Sin embargo, pueden presentarse a cualquier edad, incluso en niños. La mayoría de los accidentes cerebrovasculares están causados por un coágulo de sangre que bloquea un vaso sanguíneo en el cerebro. Este tipo se llama accidente cerebrovascular isquémico. Una cantidad menor de accidentes cerebrovasculares están causados por una hemorragia en el cerebro cuando un vaso sanguíneo tiene filtraciones o se rompe. Este tipo se llama accidente cerebrovascular hemorrágico. Cuando ocurre un ictus, es importante ir al hospital para realizarse una gammagrafía cerebral tan pronto como sea posible, para determinar qué tipo de accidente cerebrovascular está teniendo lugar. En el caso de un accidente cerebrovascular isquémico, a veces las personas pueden recibir tratamiento con un medicamento disolvente de coágulos que restablece el aporte sanguíneo al cerebro.

Los tratamientos con trombolíticos se deben administrar dentro de las cuatro horas y media desde el inicio del accidente cerebrovascular, de modo que la rapidez es esencial. A pesar de las mejoras en la atención, el ictus es la segunda causa más común de defunción en Europa, con un total de casi 1,1 millones de muertes por año. También es la causa principal de discapacidades adquiridas en adultos, en que más de la mitad de las personas que sobreviven requieren ayuda diaria de un cuidador. El accidente cerebrovascular puede causar una gran variedad de problemas, dependiendo del área del cerebro que esté afectada. (…)

Para leer el artículo completo haz click en el PDF adjunto.

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts