Acuerdo de base política y profesional para reformar el funcionamiento de los hospitales madrileños


30-11-2015

dicos y políticos coincidieron este lunes, 30 de noviembre, en que los próximos 4 meses deberán servir a la Consejería de Sanidad para preparar un proyecto de ley y un reglamento que mejore la gestión de los hospitales de la región, dando punto final al RD 521/87.

 

La Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) reunió este lunes a expertos clínicos, gestores sanitarios y líderes profesionales para constatar la obsolescencia del RD 521/87 que regula el funcionamiento de los hospitales desde 1987 en la Comunidad de Madrid y anticipar la reforma sanitaria que se avecina en la región. Como anfitrión principal, el doctor Julián Ezquerra, secretario general de la Amyts, se mostró partidario de la derogación de dicho real decreto, para abrir nuevos cauces a la participación en la gestión de los hospitales por parte de los profesionales sanitarios. Teniendo en cuenta que asistieron al encuentro importantes políticos de la Asamblea de Madrid, el presidente de la Amyts les pidió que prestaran oído a los puntos de vista de los clínicos y gestores. Evitando en lo posible frustraciones como las de aquellos que colaboraron en 2012 en los planes estratégicos de los hospitales para comprobar, más tarde, que los documentos acabaron guardados en un cajón.

Tras una breve introducción del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, el doctor Cristobal López-Cortijo, jefe de Sección Otorrinolaringología del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda, y vicepresidente de Amyts, aseguró que el real decreto fue resultado de una coyuntura concreta y que ya no tiene validez, ya que el contexto de la atención sanitaria ha cambiado mucho en 28 años. En cuanto al nuevo modelo de gestión que se cierne sobre los hospitales de la Comunidad de Madrid, López-Cortijo estimó que los profesionales podrán aportar mucha cordura al proceso. El también médico Julio Mayol, jefe de Sección Cirugía General del Hospital Clínico San Carlos, observó que el viejo decreto es incompatible con cualquier fórmula de gestión clínica. Entre los principales defectos del texto mencionó que sirvió para crear 3 silos de difícil interconexión: médicos, Enfermería y gestión. Los planteamientos de los 2 médicos tuvieron su contrapunto en la intervención de Juan Carlos Mejías, enfermero y secretario de Acción Sindical del SATSE Madrid. Según el mismo, el real decreto 521 de 1987 sirvió para dignificar la profesión enfermera que, hasta entonces había sido un mero apéndice de la dirección médica, estando articulado en jefaturas "apagafuegos". Aspecto positivo que no evitó, según Mejías, que el decreto no tuviera finalmente un desarrollo pleno y satisfactorio.

También Miguel Ángel Mañez, economista y gestor sanitario, encontró algunos argumentos para salvar parte de los muebles del  RD 521/87. Entre otros méritos, el ponente citó que sirvió para superar la situación previa, vigente desde 1972, y para empezar a hablar de eficiencia, trabajo por objetivos, necesidad de medir los resultados y otros conceptos modernos Sin embargo, como déficits, Máñez señaló que el decreto dejó fuera la AP, la Salud Pública y la Promoción de la Salud. En resumen los distintos ponentes profesionales coincidieron al estimar que la regulación hospitalariaen la Comunidad de Madrid es antigua y no fue suficientemente desarrollada, precisando un replanteamiento de toda la función asistencial.

También fue muy interesante la segunda mesa de debate, igualmente moderada por el doctor Ezquerra. A la misma asistió un representante de cada 1 de los 4 partidos políticos con representación parlamentaria en la Asamblea de Madrid: PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos. En un clima de bastante moderación, teniendo en cuenta las divergencias ideológicas, los cuatro políticos animaron al consejero Sánchez Martos, a que presente antes del próximo 15 de marzo un buen proyecto de ley para el buen gobierno de los hospitales madrileños.

PIE DE FOTO:   Cristobal López-Cortijo, jefe de Otorrinolaringología del Hospital Puerta deHierro Majadahonda; Julio Mayol, jefe de Sección Cirugía General del Hospital Clínico San Carlos; Julián Ezquerra, secretario general de AMYTS; Miguel Ángel Mañez, economista y gestor sanitaria; y Juan Carlos Mejías, enfermero, secretario de Acción Sindical del SATSE Madrid