La Universidad de Barcelona y el Clínic colaboran para mejorar la eficacia del tratamiento del cáncer avanzado de pulmón