Profesionales sanitarios y pacientes, unidos para poner fin al mal control de la anticoagulación en España