Publicidad
Publicidad

Los cambios beneficiosos en el microbioma del paciente se mantienen hasta 24 semanas tras la intervención.

Los resultados de un estudio publicado en la revista Microbiome demuestran que, aunque desagradable en concepto, el trasplante fecal tiene un importante potencial terapéutico en el tratamiento de lasinfecciones por C. difficile. Éstas son un problema de salud pública creciente y causa recurrente de diarrea, dolor abdominal y muerte en ...

Los resultados de un estudio publicado en la revista Microbiome demuestran que, aunque desagradable en concepto, el trasplante fecal tiene un importante potencial terapéutico en el tratamiento de lasinfecciones por C. difficile. Éstas son un problema de salud pública creciente y causa recurrente de diarrea, dolor abdominal y muerte en todo el mundo. Se cree que estos síntomas y consecuencias son secundarios a la erradicación de la flora intestinal local asociada a la infección. El trasplante es particularmente beneficioso en pacientes susceptibles, infectados de manera repetida.

En el procedimiento, el material fecal de un donante es purificado, mezclado con salino e introducido en el paciente, usualmente mediante colonoscopia. Investigaciones previas ya habían sugerido el potencial beneficio del uso de microbiota fecal, pero se desconocía su grado de estabilidad a largo plazo. En el estudio actual, Michael Sadowsky y su equipo de la Universidad de Minnesota, han examinado muestras de 4 pacientes, antes y después del trasplante. Tres de ellos habían recibido microbiota fresca y uno microbiota previamente congelada, todas del mismo donante.

Comparando las secuencias genómicas de las comunidades bacterianas con las consideradas propias de los individuos sanos, según el Proyecto del Microbioma Humano, se constataron cambios a corto y largo plazo en el microbioma de los pacientes. Todos los cambios observados se caracterizaron por una aproximación hacia la normalidad en la microbiota y fueron sostenidos durante meses. Según los autores, estos resultados pueden tener implicaciones regulatorias para el trasplante fecal, ya que la FDA considera que la microbiota fecal es un fármaco y que la certeza acerca de su composición tendrá impacto sobre su futura autorización.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.