Publicidad
Publicidad

La prevalencia de la EPOC en Canarias se sitúa en un 7,3%

Los profesionales sanitarios destacan la importancia de la detección precoz para el correcto abordaje terapéutico de la EPOC.

28/01/2015

Especialistas de Atención Primaria (AP) y neumología se han reunido en las jornadas “La Segunda Mirada”, impulsadas por Novartis, y cuyo objetivo es intercambiar experiencias entre los profesionales sanitarios implicados en el manejo de la EPOC y analizar los retos en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes, así como ...

Especialistas de Atención Primaria (AP) y neumología se han reunido en las jornadas “La Segunda Mirada”, impulsadas por Novartis, y cuyo objetivo es intercambiar experiencias entre los profesionales sanitarios implicados en el manejo de la EPOC y analizar los retos en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes, así como las últimas novedades en el tratamiento de la patología. Según el doctor Carlos Cabrera, neumólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, estas jornadas pretenden “concienciar a los especialistas de Atención Primaria de la importancia de un correcto diagnóstico y destacar la relevancia de los síntomas para realizar un abordaje terapéutico adecuado”. El encuentro se enmarca en un programa de jornadas que se realizarán en diversos puntos del territorio nacional para promover el intercambio de conocimientos en el campo de la EPOC entre especialistas de neumología y atención primaria.
 
Según datos del estudio “Prevalencia de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica en las Islas Canarias”, la prevalencia de la EPOC en esta región alcanza el 7,3% de los adultos entre 40 y 70 años. A pesar de ello, el 71,6% de los pacientes de EPOC de la zona no están diagnosticados, según datos del mismo estudio. Ante esta situación, el doctor Cabrera considera que “es importante que los especialistas de Atención Primaria estén bien formados para poder detectar en aquellas personas de más de 40 años un posible caso de EPOC”.
Durante la jornada, los expertos destacaron la importancia del control de los síntomas de la EPOC. “Las exacerbaciones, disminuciones bruscas de la capacidad respiratoria, son una de las principales causas de pérdida de calidad de vida de estos pacientes. Tienen efecto inmediato en el estado del enfermo pero también afectan a largo plazo, ya que su función pulmonar puede quedar reducida tras un episodio de exacerbación”, señaló el doctor Cabrera. Por ello, el especialista destacó la importancia del control de los síntomas y cómo ha contribuido a ello la doble broncodilatación. “Ésta permite un mayor control de la sintomatología mejorando la calidad de vida del paciente, uno de los objetivos de los profesionales sanitarios ante el enfermo de EPOC. El control de los síntomas también es importante porque éstos son un gran indicador de mortalidad y si el profesional sanitario es capaz de moderarlos, puede quizás reducir la mortalidad del paciente”.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.