Publicidad
Publicidad

Bristol-Myers presenta los de CheckMate -063

Un estudio Fase 2 con Opdivo (nivolumab), administrado como monoterapia en pacientes con cáncer de pulmón no microcítico epidermoide o escamoso avanzado.

Bristol-Myers Squibb Company ha anunciado los resultados de su estudio Fase 2 CheckMate -063, abierto, de un solo brazo, con Opdivo (nivolumab). Se trata de un inhibidor del punto de control inmunitario PD-1 en investigación, para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico epidermoide o escamoso avanzado (NSCLC), que hayan progresado ...

Bristol-Myers Squibb Company ha anunciado los resultados de su estudio Fase 2 CheckMate -063, abierto, de un solo brazo, con Opdivo (nivolumab). Se trata de un inhibidor del punto de control inmunitario PD-1 en investigación, para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico epidermoide o escamoso avanzado (NSCLC), que hayan progresado tras recibir al menos dos tratamientos sistémicos previos, con un 65% de los casos tratados con tres o más terapias. Con casi 11 meses de seguimiento mínimo, el objetivo primario del estudio, la tasa de respuesta objetiva (ORR), fue del 15% según la evaluación del comité de revisión independiente a partir de criterios RECIST 1.1, y la mediana de duración de respuesta no se alcanzó. A su vez, la tasa estimada de supervivencia a un año fue del 41% y la media de supervivencia global (mOS) fue de 8,2 meses. Estos datos fueron presentados en sesión plenaria, el pasado 31 de octubre, en el Chicago Multidisciplinary Symposium on Thoracic Oncology (Abstract #3462). “Los hallazgos Fase 2 del CheckMate -063 son prometedores ya que no hay opciones de tratamiento eficaces para los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico epidermoide o escamoso avanzado una vez que su enfermedad ha progresado tras recibir dos tratamientos previos”, afirmó Suresh S. Ramalingam, profesor y director de Oncología Médica en el Instituto del Cáncer Winship de la Universidad de Emory, en EEUU.

Históricamente, la tasa de supervivencia a un año de los pacientes con NSCLC de células escamosas en tercera línea de tratamiento es de aproximadamente 5,5% - 18%. Los efectos adversos más comunes fueron fatiga (4,3%), neumonía (3,4%), y diarrea (2,6%). La interrupción del tratamiento debido a efectos secundarios de algún grado ocurrió en el 12% de los pacientes y se registraron dos fallecimientos asociados a la terapia, en pacientes con múltiples comorbilidades y en el contexto del progreso de la enfermedad. “Los resultados de CheckMate -063 ofrecen mayor evidencia clínica del potencial de la inmunooncología como aproximación innovadora para tratar esta enfermedad. Estamos comprometidos a hacer frente a las necesidades no cubiertas de los pacientes con cáncer de pulmón y tenemos el programa de desarrollo más amplio que evalúa nuestros agentes inmuno-oncológicos ya aprobados y en investigación a través de múltiples líneas de tratamiento y de histología”, indicó Michael Giordano, vicepresidente senior, director de Desarrollo en Oncología en Bristol-Myers Squibb

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.