Publicidad
Publicidad

Hallan anormalidades cerebrales en la fatiga crónica

Los hallazgos pueden contribuir a mejorar los criterios diagnósticos de la enfermedad y a entender su patofisiología.

Los pacientes con síndrome de fatiga crónica (SFC) están expuestos a falsas caracterizaciones, como la hipocondría, antes de recibir su diagnóstico. Esto es principalmente debido a la escasez de criterios diagnósticos fiables. Un estudio de imagen llevado a cabo por Michael Zeineh y colaboradores en la Universidad de Stanford ha ...

Los pacientes con síndrome de fatiga crónica (SFC) están expuestos a falsas caracterizaciones, como la hipocondría, antes de recibir su diagnóstico. Esto es principalmente debido a la escasez de criterios diagnósticos fiables. Un estudio de imagen llevado a cabo por Michael Zeineh y colaboradores en la Universidad de Stanford ha comparado imágenes de resonancia magnética entre 15 pacientes con SFC y 14 controles, hallando 3 diferencias notables que pueden contribuir a una mejor concisión de los criterios diagnósticos. El contenido total de materia blanca cerebral en el SFC fue menor, lo que denota menor consistencia de los tractos que comunican áreas dispersas de materia gris y es consistente con la noción de que existe una respuesta inflamatoria continuada en la enfermedad. Las imágenes de difusión de tensor, una técnica específicamente dirigida a determinar la integridad de la materia blanca, revelaron una anormalidad en el fascículo arcuato (FA) derecho, un tracto nervioso que conecta el lóbulo frontal con el temporal en el hemisferio derecho, existiendo correlación entre el grado de esta anormalidad y la severidad de los síntomas. Aunque la función del FA derecho no está completamente elucidada, es conocido que su homólogo izquierdo conecta las áreas de Broca y de Wernicke, estructuras críticas en el entendimiento y elaboración del lenguaje. Mientras que las personas diestras presentan esta organización contralateral, en el caso de las zurdas no está claro si la generación y comprensión del lenguaje tiene lugar en el hemisferio izquierdo o en el derecho, por lo que los investigadores decidieron analizar separadamente las imágenes de diestros y zurdos. Considerando sólo a los pacientes y controles diestros, se halló que las diferencias en el FA derecho son mucho más pronunciadas en el SFC de lo que inicialmente parecía. También se constató un mayor grosor de la materia gris de las áreas conectadas por el FA derecho en el SFC.

Además de proporcionar un biomarcador diagnóstico específico, los hallazgos pueden contribuir a identificar las áreas cerebrales afectadas en la enfermedad. Aunque los resultados son bastante robustos, los investigadores planean un estudio de mayor envergadura para confirmar la evidencia.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.
Nuestros Podcasts