Publicidad
Publicidad

Nuevo antitumoral altamente eficaz y pocos efectos adversos, en ratón

OTS964 erradica xenotrasplantes humanos altamente agresivos, tanto en formulación oral como intravenosa.

El fármaco inhibe la acción de TOPK, una proteína sobreexpresada en diferentes tipos de tumores y que se encuentra prácticamente ausente en los tejidos sanos. La elevada expresión de TOPK promueve el crecimiento tumoral y se asocia a mala prognosis en pacientes con cáncer de pulmón y de mama. El ...

El fármaco inhibe la acción de TOPK, una proteína sobreexpresada en diferentes tipos de tumores y que se encuentra prácticamente ausente en los tejidos sanos. La elevada expresión de TOPK promueve el crecimiento tumoral y se asocia a mala prognosis en pacientes con cáncer de pulmón y de mama. El compuesto ha sido identificado por investigadores de la Universidad de Chicago tras un cribado de 300.000 compuestos de los cuales 1.000 ofrecían potencial para su uso en humanos. OTS964 es la formulación liposomal de un compuesto predecesor altamente citotóxico frente a células tumorales pero que perturbaba la hematopoyesis, aumentando el riesgo de infección. La encapsulación liposomal en OTS964 elimina la hematotoxicidad. En tumores de pulmón que habían crecido hasta los 150 mm cúbicos, la administración bisemanal de OTS964 durante 3 semanas resultó en una disminución de la masa tumoral que continuó tras el cese del tratamiento, desapareciendo ésta completamente en 5 de 6 ratones. En su formulación oral el fármaco resultó ser igualmente efectivo; a una dosis diaria de 100 mg/kg durante 2 semanas indujo la regresión completa al final del tratamiento en el 100% de los ratones. Todos los animales mostraron una leucopenia de la que se recuperaron en un plazo de 2 semanas post-tratamiento.

Aunque se trata de un estudio pequeño, los resultados son espectaculares, según Yusuke Nakamura, director del Centro de Terapia Personalizada de la universidad, ya que es poco común observar regresión completa en modelos murinos. Estudios in vitro han mostrado que la ausencia de TOPK inducida por OTS964 resulta en que las células tumorales no puedan completar la división, manteniéndose un puente de membrana celular entre las dos células hijas. Cuando éste se rompe, las células no pueden cerrar la abertura en la membrana y el citoplasma se pierde al exterior. Aunque este estudio en particular se ha centrado en cáncer de pulmón, la inhibición de TOPK ofrece potencial en el de cerebro, hígado, vejiga y también en algunos tipos de leucemia.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.