Publicidad
Publicidad

Las ventajas de la prednisona frente a la budesonida como tratamiento ante la hepatitis autoinmune

La hepatitis autoinmune (HAI) es una enfermedad poco frecuente, pero que está creciendo en incidencia, y que afecta mayoritariamente (75%) a mujeres en edad adolescente y entre 40-60 años.

La hepatitis autoinmune (HAI) es una enfermedad hepática necro-inflamatoria poco frecuente, que afecta predominantemente a mujeres y que tiene dos picos de incidencia: en la adolescencia y entre 40-60 años. Un tercio de los pacientes no presentan síntomas, aunque un elevado nivel de transaminasas puede iniciar el camino a su ...

La hepatitis autoinmune (HAI) es una enfermedad hepática necro-inflamatoria poco frecuente, que afecta predominantemente a mujeres y que tiene dos picos de incidencia: en la adolescencia y entre 40-60 años. Un tercio de los pacientes no presentan síntomas, aunque un elevado nivel de transaminasas puede iniciar el camino a su difícil diagnóstico.

El tratamiento de primera línea para la remisión de la HAI se basa en la administración de fármacos inmunosupresores. Las guías clínicas recomiendan un uso indistinto de budesonida o prednisona; sin embargo, en la práctica clínica el uso de la budesonida es llamativamente escaso. Una investigación colaborativa nacional ha descrito su uso y comparado su eficacia y seguridad con la prednisona.

Se trata de un estudio retrospectivo que incluyó 381 pacientes recién diagnosticados de hepatitis autoinmune, 105 pacientes tratados con budesonida como fármaco de primera línea y 276 pacientes tratados con prednisona. La tasa de respuesta bioquímica (BR) fue significativamente superior en los pacientes tratados con prednisona (87% frente al 49%), con lo que estos últimos tenían una probabilidad más baja de alcanzar la remisión bioquímica. La media de tiempo hasta la respuesta bioquímica fue de 3,1 meses en los pacientes tratados con budesonida y de 4,9 meses en los que recibieron prednisona. Sin embargo, se identificó que en pacientes con transaminasas <x2 límite superior de la normalidad, la respuesta bioquímica fue similar en ambos grupos de tratamiento, siendo pacientes que podrían beneficiarse indistintamente de cualquiera de los fármacos.

El estudio revela que el uso de budesonida como tratamiento de primera línea es bajo y generalmente se prescribe a pacientes con una percepción de menor actividad de la enfermedad. El estudio concluye, a la vista de los resultados, que la budesonida fue inferior a la prednisona como fármaco de primera línea, si bien se asoció con el desarrollo de menos efectos secundarios clínicamente relevantes.

"Los resultados de este estudio tienen una gran relevancia y aplicabilidad clínica", afirma el Dr. Díaz-González, hepatólogo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander y uno de los coordinadores de la investigación, "permitiendo ayudar a los diferentes hepatólogos/as en la toma de decisiones a la hora de tratar una enfermedad tan compleja como la hepatitis autoinmune".

En el desarrollo de esta investigación, también coordinada por la Dra. Maria Carlota Londoño, del Hospital Clinic de Barcelona, han participado especialistas de 22 hospitales españoles y pertenecientes al Registro ColHai de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), que se creó en 2016 para conocer el alcance de las enfermedades autoinmunes y colestásicas en España. El registro ColHai de la AEEH realiza una importante labor investigadora y ha presentado diversos trabajos de impacto relacionados con esta patología.

Para la Dra. Londoño, "es muy importante realizar estudios colaborativos en enfermedades raras como la hepatitis autoinmune. Solo así podemos generar la información necesaria para determinar cuál es la mejor opción terapéutica y establecer recomendaciones para individualizar el tratamiento de la hepatitis autoinmune según las características de cada paciente".

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.