La técnica Daytona permite realizar cirugía de columna en pacientes jóvenes y adultos de manera menos agresiva


23-10-2014

La Jornada Internacional de Deformidades Espinales reunió el pasado viernes en Madrid a expertos internacionales en el campo de la cirugía de la columna.

 

Tres de cada cien niños en edad escolar sufre escoliosis, cifra que se duplica entre los 12 y los 16 años, y al menos un 10% de ellos necesitará tratamiento activo que uede suponer incluso intervención quirúrgica. La causa generalmente es desconocida y la desviación de columna puede conllevar tanto problemas físicos, por ejemplo desequilibrios del tronco o daños pulmonares; como psicológicos, ya que puede provocar la aparición de prominencias que afecten a la autoestima y seguridad del paciente.

En este sentido, uno de los últimos avances en cirugía de columna es el Sistema Daytona, una innovadora técnica que ha supuesto un progreso importante en la reducción de la escoliosis desde el punto de vista funcional y estético, adoptando una serie de ventajas técnicas que permiten una intervención menos agresiva y que conllevan un menor tiempo de recuperación para el paciente. Así se destacó en la Jornada Internacional de Deformidades Espinales que reunió el pasado viernes en Madrid a expertos de máximo nivel internacional en el campo de la cirugía de columna y que explicaron su experiencia en el uso de la técnica a través de un caso práctico de corrección de una escoliosis de 90 grados en una paciente adolescente.

El doctor Rafael González Díaz, jefe de la Unidad de Columna delHospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid y vicepresidente de la Sociedad Española de Columna (GEER), fue el experto que realizó la primera operación de escoliosis en España hace tres años con el Sistema Daytona, cuya introducción en nuestro país la realizó la compañía Acuña y Fombona, empresa especializada en la alta tecnología sanitaria y distribuidores en exclusiva del sistema en España. Desde entonces, se han conseguido “muy buenos resultados, tanto en pacientes jóvenes como en adultos”. El experto incide de nuevo en que el éxito reside en “las grandes ventajas” de este innovador avance, “ya que permite operar de una manera más rápida y eficiente, menos agresiva para el paciente, con menor tiempo de rehabilitación y con menos complicaciones que con sistemas anteriores. Incluso la mayoría de los niños vuelven al colegio en tres semanas y hacen vida normal”. Este sistema se basa en la ‘derrotación por bloques’, que consiste en la colocación de tornillos o implantes en puntos determinados de la columna vertebral, creando celdas diferenciadas que moverán la columna en bloque hasta conseguir corregir en gran medida tanto la rotación, como la deformidad estética. De esta manera, se reparten las fuerzas y tensiones que sufren las diferentes vértebras y niveles de la columna durante el proceso de reducción o corrección, de una manera menos agresiva y acelerando la recuperación del paciente. 

Foto: Doctor Raymund Woo, director del Florida Center for Pediatric Orthopaedics (Orlando, EE.UU.); doctor Rafel González- Díaz, jefe de columna del Hospital Universitario Fundación Alcorcón de Madrid y del Hospital nuestra señora del Rosario y vicepresidente de la sociedad española del estudio de estudio de las enfermedades del Raquis (GEER) y el doctor Tah Pu Ling, jefe de la Unidad de Columna del Hospital Pediátrico de Coimbra (Portugal).