Publicidad
Publicidad

Nuevas pistas sobre los problemas de neurodesarrollo en niños con exposición prenatal al virus del Zika

Niños que estuvieron expuestos al virus del Zika en el útero materno durante la epidemia de 2015-2017 podrían presentar problemas de neurodesarrollo, en comparación con otros libres de exposición, aunque se precisa más investigación para constatar la evidencia.

Niños que están expuestos al virus del Zika mientras están en el útero pueden presentar diferencias en algunos aspectos de desarrollo cognitivo, el estado de ánimo y la movilidad en comparación con los niños que no tuvieron contacto con dicho virus. Así lo sugiere un reciente estudio publicado en ´Pediatric ...

Niños que están expuestos al virus del Zika mientras están en el útero pueden presentar diferencias en algunos aspectos de desarrollo cognitivo, el estado de ánimo y la movilidad en comparación con los niños que no tuvieron contacto con dicho virus. Así lo sugiere un reciente estudio publicado en ´Pediatric Research´ que ofrece nuevas pistas sobre el neurodesarrollo a largo plazo de los niños con exposición prenatal al Zika.

"Todavía hay muchas preguntas sin respuesta sobre los impactos a largo plazo del zika en los niños expuestos en el útero", según la Dra. Sarah Mulkey, neuróloga prenatal-neonatal del Instituto de Pediatría Prenatal del Hospital Nacional de Niños y primer autor del estudio. Esta investigadora considera que "no ha quedado claro cómo se desarrollarán los niños que estuvieron expuestos al virus del Zika en el útero durante la epidemia de 2015-2017, pero que no mostraron CZS ni complicaciones neurológicas graves".

La Dra. Mulkey y su equipo examinaron el desarrollo neurológico de 55 niños de 3 a 5 años que estuvieron expuestos al Zika en el útero materno en una población de Colombia, y los compararon con 70 niños control de 4 a 5 años que no habían estado expuestos al Zika. Durante el estudio se evaluó las habilidades motoras de los niños (como destreza manual, puntería y captura, y equilibrio) y su preparación para la escuela (incluido el conocimiento de colores, letras, números y formas). Por su parte, los padres completaron tres cuestionarios sobre la función cognitiva de sus hijos (como la memoria y el control emocional), las condiciones físicas y de comportamiento (como la responsabilidad y la movilidad) y su experiencia como padres (incluso si sintieron angustia).

Los padres de niños expuestos al Zika informaron de niveles significativamente más bajos de movilidad y responsabilidad en comparación con los niños control, aunque las diferencias en las puntuaciones de la función cognitiva no fueron significativas. Además, los padres de 6 (11 %) niños expuestos al Zika informaron problemas de humor en comparación con 1 (1 %) de los niños de control, además de reconocer haber sufrido angustia parental.

Los autores concluyen que, "si bien estos niños expuestos al Zika progresan a medida que se desarrollan, es posible que necesiten apoyo adicional mientras se preparan para comenzar la etapa infantil".

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.