Publicidad
Publicidad

Células inmunes en pacientes con ELA pueden predecir el curso de la enfermedad

La patogenia de la esclerosis lateral amiotrófica sigue siendo poco conocida, pero las características neuroinflamatorias son propi de las enfermedades neurodegenerativas, incluida la ELA.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad rara de carácter neurogenerativo que implica neuroinflamación e infiltración de células T en el sistema nervioso central y provoca la parálisis de los músculos voluntarios hasta convertirse en mortal. Sin embargo, la contribución de las respuestas de las células T a la patología ...

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad rara de carácter neurogenerativo que implica neuroinflamación e infiltración de células T en el sistema nervioso central y provoca la parálisis de los músculos voluntarios hasta convertirse en mortal.

Sin embargo, la contribución de las respuestas de las células T a la patología de la enfermedad no se comprende por completo. En un nuevo estudio, investigadores del Instituto Karolinska (Suecia) han dado con una forma de predecir el curso de la enfermedad en pacientes con ELA. Los hallazgos proporcionan nueva evidencia de la participación de las células T en el curso de la enfermedad y muestran que ciertos tipos de células T efectoras se acumulan en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes con ELA.

El trabajo, publicado en ´Nature Communications´ muestra que una alta proporción de las llamadas células T efectoras está asociada con una baja tasa de supervivencia. Al mismo tiempo, una elevada proporción de células T reguladoras activadas indica un papel protector contra la rápida progresión de la enfermedad.

En definitivla, respuestas de las células T se asocian y probablemente contribuyen a la progresión de la enfermedad en la ELA, lo que respalda la modulación de la inmunidad adaptativa como una opción terapéutica viable.

"El estudio podría contribuir al desarrollo de nuevos tratamientos dirigidos a las células inmunitarias para ralentizar el curso de la enfermedad", señala Solmaz Yazdani , estudiante de doctorado en el Instituto de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska y primer autor del estudio.

El próximo paso en su investigación es estudiar cómo las células T contribuyen al curso de la enfermedad. "Tenemos planes para recolectar muestras de estos individuos para estudiar los cambios en las células inmunitarias a lo largo del tiempo. Además, queremos estudiar las células T efectoras con más detalle para comprender su papel en la ELA", concluyen los investigadores.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.