Publicidad
Publicidad

La vacunación masiva redujo la mortalidad en pacientes ingresados más de un 20%

Un grupo investigador de la URV-IISPV-HUSJR compara las características de los primeros 200 pacientes con SARS-CoV-2 de cada ola, ingresados en el Hospital Universitario Sant Joan de Reus, para entender la evolución de la enfermedad.

En el 2020 los centros sanitarios catalanes se enfrentaban a una enfermedad por entonces desconocida. Con la intención de ampliar el conocimiento que se tenía y acumular información sobre su comportamiento, el personal sanitario del Hospital Universitario Sant Joan de Reus (HUSJR) registró datos de los primeros 200 pacientes ingresados ...

En el 2020 los centros sanitarios catalanes se enfrentaban a una enfermedad por entonces desconocida. Con la intención de ampliar el conocimiento que se tenía y acumular información sobre su comportamiento, el personal sanitario del Hospital Universitario Sant Joan de Reus (HUSJR) registró datos de los primeros 200 pacientes ingresados en cada ola. Más allá de los datos clínicos de los enfermos, se incluyeron datos demográficos, de mortalidad, comorbilidades, síntomas, ingresos en la UCI, necesidad de ventilación artificial, etc. Los resultados muestran un impacto menor de la enfermedad a medida que se suceden las olas y avanza la campaña de vacunación masiva.

Con estos datos, el grupo de investigación del IISPV Autoinmunidad, Inflamación e Infección ha elaborado una comparación que muestra la evolución del comportamiento del virus y su efecto en los pacientes hospitalizados a lo largo de las distintas olas entre 2019 y 2021. La Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica es quien las determina, en función de la estructura genética del virus y de cambios de tendencia en el número de contagios, entre otros factores. Los resultados muestran que, entre la primera y la última ola, la mortalidad cayó de un 22,5% a un 2% y el porcentaje de pacientes ingresados en la UCI se redujo ocho puntos, pasando de un 10% a un 2%. También se registró una disminución en la media de edad de los pacientes ingresados durante la pandemia, acompañada de una reducción significativa de ingresos. La duración media de las hospitalizaciones se acortó y, como apuntan las cifras de ingresos a UCI, el número de pacientes que manifestaron una reacción aguda al virus disminuyó a medida que se sucedieron las olas.

Estas diferencias repercutieron en la capacidad del sistema sanitario, que alcanzó la saturación en la primera ola, pero no en la última. Dos de los autores del artículo, Simona Iftimie, investigadora del IISPV, y Antoni Castro, investigador de la URV, integrantes del Servicio de Medicina Interna del HUSJR, explican que al principio tuvieron que enfrentarse a una versión muy agresiva de la enfermedad y que esta se suavizó con el tiempo. Esta mejora se atribuye en gran parte a la campaña de vacunación masiva. El estudio también incluye una comparación entre el comportamiento del virus en entornos donde se vacunó de forma extensiva y en lugares donde no fue posible hacerlo: "Tenemos resultados similares a países como Corea del Sur, Alemania, Estados Unidos… Son países con tasas de vacunación elevadas", señala Iftimie. Este escenario contrasta con lo que se vivió en países como la India que, con una tasa de vacunación menor, sufrieron manifestaciones más agudas de la enfermedad e índices de mortalidad más elevados. Castro defiende que la misma evolución del virus, con la interacción de la vacuna, disminuyeron su agresividad.

En cuanto a la vacunación, el equipo investigador mira al futuro con incertidumbre. "Los virus respiratorios mutan rápidamente, y las vacunas para enfermedades respiratorias suelen perder eficacia con el tiempo; esto provoca que tengamos que revacunarnos a menudo", explica Castro. Los autores vaticinan que, con el tiempo, esta enfermedad perderá agresividad y acabará por integrarse en nuestro modo de vida, como sucede con la gripe. Aun así, alertan que las enfermedades infecciosas serán más frecuentes en el futuro, a causa de la globalización y la facilidad para viajar alrededor del mundo en pocas horas, y que el sistema sanitario debe estar preparado.

Gracias a los datos analizados, los investigadores del grupo Autoinmunidad, Inflamación e Infección han publicado ocho artículos sobre distintos aspectos del SARS-CoV-2 y permitirán validar marcadores para detectar otras enfermedades infecciosas y su evolución.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.