Publicidad
Publicidad

Un tratamiento CRISPR frena la inflamación en pacientes con angioedema hereditario

Se trata de un trastorno genético poco frecuente que se caracteriza por ataques de hinchazón graves, recurrentes e imprevisibles en varios órganos y tejidos del cuerpo.

Un nuevo estudio presentado en la Reunión Científica Anual del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI) muestra que un tratamiento que utiliza la tecnología de edición del genoma CRISPR logró aliviar la hinchazón y reducir la frecuencia de los ataques del angioedema hereditario (AEH). Se trata de un trastorno ...

Un nuevo estudio presentado en la Reunión Científica Anual del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI) muestra que un tratamiento que utiliza la tecnología de edición del genoma CRISPR logró aliviar la hinchazón y reducir la frecuencia de los ataques del angioedema hereditario (AEH).

Se trata de un trastorno genético poco frecuente que se caracteriza por ataques de hinchazón graves, recurrentes e imprevisibles en varios órganos y tejidos del cuerpo, que pueden ser dolorosos, debilitantes y poner en peligro la vida.

"NTLA-2002 es un candidato de edición del genoma CRISPR de administración única y sistémica que se está desarrollando para el AEH --explica la inmunóloga clínica Hilary Longhurst, autora principal del estudio--. Está diseñado para anular el gen KLKB1 en las células del hígado, reduciendo así la producción de una proteína específica llamada calicreína cuya actividad incontrolada es responsable de los ataques de hinchazón recurrentes, debilitantes y potencialmente mortales que se producen en las personas con AEH".

Los investigadores han presentado los datos clínicos provisionales del estudio de fase 1, primero en humanos, de NTLA-2002, concretamente de los pacientes con AEH (tanto hombres como mujeres) tratados hasta la fecha a dosis ascendentes de 25 mg, 50 mg y 75 mg.

"Aunque los datos aún son incipientes, todos los pacientes tratados con una dosis única de NTLA-2002 en las cohortes de dosis de 25 y 75 mg presentaron reducciones rápidas y significativas de los niveles de calicreína en plasma --afirma el doctor Danny Cohn, autor principal del estudio--. En el caso de los tres pacientes de la cohorte de dosis de 25 mg que alcanzaron un punto de tiempo predeterminado en el que se evaluaron sus ataques de AEH, todos los pacientes tuvieron también una reducción significativa de los ataques de AEH".

Tanto en los niveles de dosis de 25 como de 75 mg, NTLA-2002 fue generalmente bien tolerado, y la mayoría de los acontecimientos adversos fueron de gravedad leve. Los acontecimientos adversos más frecuentes fueron las reacciones relacionadas con la infusión, que fueron en su mayoría de grado 1 y se resolvieron en un día. Hasta la fecha no se han observado toxicidades limitantes de la dosis, ni acontecimientos adversos graves ni de grado 3 o superior.

"Estos primeros datos respaldan a NTLA-2002 como un posible tratamiento único para curar los síntomas del AEH --destaca el doctor Longhurst--. El desarrollo clínico continuará para este programa con la parte aleatoria de fase 2 del ensayo clínico que comenzará en la primera mitad de 2023".

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.