Publicidad
Publicidad

El tratamiento de síndromes mielodisplásicos protagoniza la conferencia magistral Ciril Rozman

El hematólogo francés Pierre Fenaux ha ilustrado al auditorio del Palacio de Congresos de Barcelona con un análisis pormenorizado sobre las luces y las sombras de los procedimientos para pacientes con SMD.

La imagen del hematólogo francés Pierre Fenaux ha quedado corroborada este jueves como referente en su especialidad tras su conferencia magistral durante el LXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y XXXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH). Él fue ...

La imagen del hematólogo francés Pierre Fenaux ha quedado corroborada este jueves como referente en su especialidad tras su conferencia magistral durante el LXIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y XXXVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH). Él fue el encargado de mantener en el máximo nivel el nombre de Ciril Rozman, colega que lideró el primer trasplante de médula ósea en España.

Acompañado por las dos presidentas de los comités científicos de SEHH y SETH, Dolores Caballero Barrigón, del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, y Pilar Llamas Sillero, del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, el doctor en el Hôpital Saint-Louis/Université de Paris (France), el profesional ha sido presentado por otro prestigioso hematólogo español, David Valcárcel, del IOB Institute of Oncology.

Valcárcel, durante su introducción, ha recordado que Fenaux "es el primer y principal firmante de los trabajos que han dado la aprobación a las cuatro moléculas" que utilizan los hematólogos en pacientes con síndromes mielodisplásicos (SMD). De hecho, en Francia fue el fundador del grupo de SMD y es muy activo en colaboración con otros grupos europeos.

Toda una trayectoria dedicada a esta familia de patologías se ha vuelto a ver reflejada en el objeto de su ponencia: `Tratamiento actual y futuro de los síndromes mielodisplásicos´. Tradicionalmente, las decisiones en la práctica clínica se han basado mayoritariamente en una cuestión etaria: la mayoría de los pacientes superan en promedio los 70 años. Se da la característica de que también afectan a grupos heterogéneos y ofrecen pronósticos muy variables. Entre el 30% y el 40% evoluciona hasta leucemia mieloide aguda (LMA).

Por eso, el doctor Fenaux considera que los sistemas de tratamiento actuales no toman en cuenta las comorbilidades. Especialmente las derivadas del alotrasplante (como, por ejemplo, en trasplantes alogénicos de células madre hematopoyéticas (o HSCT, por sus siglas en inglés) con índice de comorbilidad (o CI en inglés), cuyo grupo de referencia es la tercera edad y tras el que se puede dar cierta toxicidad posoperatoria. Ancianos que no se han tratado de manera intensiva; en cualquier caso, son difíciles por ello de aplicar en pacientes más jóvenes, "como los candidatos a tratamiento intensivo".

El periodo medio de supervivencia se ubica en los seis años en los grupos de bajo riesgo, según el sistema internacional de clasificación en la predicción molecular (International Prognostic Scoring System- Molecular o IPSS-M). Estos tratamientos actuales, ha analizado el hematólogo, "no favorecen" a los pacientes bastante jóvenes, provocando de hecho una pérdida de vida más importante en este grupo, y en todos los tipos de SMD.

Beneficios

La parte positiva son los tratamientos establecidos principalmente con el IPSS `clásico´ (al igual que los fármacos aprobados con este sistema). Ahí está el ya mencionado alotrasplante y, en la parte puramente farmacológica, la azacitidina (AZA) en pacientes de riesgo alto o intermedio 2; los agentes estimuladores de la eritropoyesis (AEE) combinados con eritropoyetina (EPO), en el caso de pacientes con un riesgo bajo o intermedio 1; y lenalidomida en pacientes de riesgo bajo o intermedio 1 con síndrome del 5q- (pérdida de una parte del brazo largo del cromosoma 5, lo que deriva en anemia refractaria al tratamiento y SMD que pueden derivar en LMA).

No obstante, como ha concretado Fenaux, un pronóstico desfavorable puede seguir siendo desfavorable con cualquier tratamiento.

Ventajas e inconvenientes del alotrasplante

Así, Fenaux ha desgranado ante un auditorio abarrotado la variedad de procedimientos de que se dispone en la actualidad para tratar a los pacientes. Si tiene "factores de gravedad" en el momento del diagnóstico o durante la evolución de su enfermedad, ha vuelto a recomendar el alotrasplante, teniendo en cuenta la edad y la ausencia de comorbilidades, mediante un tratamiento de citoreducción (azacitidina y venetoclax).

En caso de que el paciente con SMD tenga un riesgo IPSS bajo o intermedio de nivel 1, habría que considerar si la enfermedad va acompañada de sideroblastos en anillo, cariotipos no desfavorables o mutaciones en la proteína SF3B1 aislada o en el gen inhibidor de tumores TET2; también en casos sin exceso de blastos con 20q u 11q sin mutación desfavorable, siempre y cuando no evolucionen.

Si la progresión es rápida, si se aprecia una mutación de TP53 con un VAF inferior a 20% o en aumento, o si es un SMD con 5q y fracaso de LEN, también es posible valorar el alotrasplante.

Mientras, otros tratamientos "de momento tienen un impacto limitado sobre la supervivencia"; no obstante, en muchos casos, pueden mejorar la calidad de vida (y mejorar los niveles de anemia asociada).

Por otro lado, fuera de este procedimiento, las opciones a barajar serían agentes hipometilantes (HMA), o bien por vía oral o bien combinados con otros medicamentos, "lo que obligaría a comprobar regularmente" la emergencia de mutaciones para fármacos específicos en los genes IDH1 e IDH2 o el antígeno FLT3.

Por último, Fenaux ha indicado que, en caso de pacientes sin factores de gravedad en su pronóstico, lo ideal es centrarse en corregir la anemia y evitar trasfusiones. Y si las hubiese, mantener una vigilancia sobre el tratamiento de quelación de hierro.

Y, ante una ovación cerrada, presidente de la SEHH, Ramón García Sanz, ha hecho entrega al hematólogo de una placa conmemorativa reconociendo su labor y agradeciendo su asistencia hasta la capital catalana.

el-tratamiento-de-sindromes-mielodisplasicos-protagoniza-la-conferen

Autora de la foto principal: Ariadna Arnés (SEHH-SETH)

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.