Publicidad
Publicidad

Los estigmas a los que se enfrentan los pacientes con cáncer de cabeza y cuello

‘Secuelas visibles, personas invisibles’ es el lema de la campaña impulsada por MSD y FETTCC por el Día Mundial del Cáncer de Cabeza y Cuello.

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Cabeza y Cuello, MSD junto con la Fundación Española del Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello (FETTCC) lanzan la campaña de concienciación bajo el lema `Secuelas visibles, personas invisibles´ Esta campaña tiene como objetivo principal sensibilizar sobre la importancia de ...

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Cabeza y Cuello, MSD junto con la Fundación Española del Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello (FETTCC) lanzan la campaña de concienciación bajo el lema `Secuelas visibles, personas invisibles´ Esta campaña tiene como objetivo principal sensibilizar sobre la importancia de la prevención de este tipo de tumores y normalizar la vida diaria de estos pacientes, estigmatizados como consecuencia de las secuelas derivadas de su enfermedad.

Entre las diferentes actividades llevadas a cabo por MSD, destaca un vídeo donde se muestra cómo estos pacientes pueden llegar a sentir que son invisibles en su vida cotidiana y social. Con esta pieza audiovisual se pretende reforzar la idea de visibilizar su diversidad e integración social a la vez que se resalta la importancia de la prevención.

Como recuerda además el Dr. Joaquín Mateos, director médico ejecutivo de MSD en España, "MSD tiene un sólido compromiso con la investigación y el desarrollo de nuevas soluciones que contribuyen a mejorar la salud y la calidad de vida de los pacientes trabajando junto a los investigadores, los profesionales sanitarios, las sociedades científicas y las asociaciones de pacientes. Lo hacemos a través del apoyo a la investigación para el desarrollo de tratamientos innovadores, así como a través de otras iniciativas que nacen con el objetivo de optimizar el abordaje de esta enfermedad dentro del marco asistencial".

Los pacientes sometidos a determinados tipos de cirugías, en ocasiones se tornan socialmente aislados no solo por el rechazo de otras personas sino también debido a la preocupación sobre su apariencia y el miedo a la reacción de los demás. Así, los pacientes con más desfiguración facial pueden verse impactadosen su calidad de vida y necesitar ayuda para entender su nueva realidad corporal y aceptarla.

La campaña cuenta con el aval de la Fundación Española de Tratamiento de Cáncer de Cabeza y Cuello (FETTCC).

"Desde hace muchos años, los servicios de los hospitales se han organizado de forma vertical según la técnica diagnóstica o terapéutica que conocían y en base a las diferentes patologías que existían. Actualmente, el abordaje de los diferentes tipos de tumores desborda estas organizaciones verticales y el enfoque pasa a ser multidisciplinar, poniendo en el centro la problemática del paciente y analizandola a través de consensos de los diferentes especialistas. Por tanto, los grupos cooperativos necesitan también dar un paso en la organización multidisciplinar y esto es lo que pretende la nueva Fundación, poner en el centro al paciente y su cuidador y organizar nuestra actividad investigadora y de formación centrados en el paciente y su abordaje multidisciplinar. Para ello, es importante tener al paciente y a su cuidador en continua interacción con la fundación, para que nunca se nos olvide que nuestra misión está en reducir el impacto del cáncer de cabeza y cuello en la vida del paciente, para poder hacer visible de nuevo a un antiguo enfermo de cáncer de cabeza y cuello", explica el Dr.Ricard Mesía, Presidente de la Fundación Española de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello, Presidente del Grupo Español de Tratamiento de Tumores de Cabeza y Cuello y Jefe de Servicio de Oncología Médica Institut Català d´Oncologia- Badalona.

La importancia de la prevención

El consumo de tabaco y alcohol son los principales factores de riesgo identificados que se pueden prevenir. El tabaco aumenta el riesgo de tumores de cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y laringe. La duración y la magnitud del consumo está directamente relacionado con el riesgo. Por su parte, el alcohol aumenta el riesgo de cáncer de laringe hasta cinco veces más con respecto a la población general. Cuando se asocia con el consumo de tabaco, su riesgo es todavía mayor. También aumenta el riesgo de tumores de orofaringe, hipofaringe y cavidad oral.

Asimismo hay otros que también pueden contribuir a la aparición de estos tumores. Así, las infecciones por virus del papiloma humano (VPH) y por virus de Epstein-Barr (VEB) también inciden en el riesgo, como el déficit de vitaminas (fundamentalmente la A y la C), la escasa higiene bucal o la exposición a radiaciones ultravioletas.

En el manejo de la enfermedad es muy importante, como en cualquier tumor, un diagnóstico precoz. Por eso es fundamental estar atentos a los síntomas de sospecha:

  • Un bulto o un dolor que no se cura.
  • Dolor de garganta que se mantiene en el tiempo.
  • Dificultad para la deglución (disfagia).
  • Cambios en la voz.
  • Un cáncer con importantes secuelas

Con el nombre de cáncer de cabeza y cuello se conoce a un grupo de tumores malignos localizados en los senos paranasales, faringe, laringe, cavidad oral, lengua y glándulas salivales, entre los que se excluyen los tumores de la piel, cerebrales y tiroideos. Se considera un tumor infrecuente y representa un 5% de todos los tumores.3 En España se estima que en 2022 se diagnosticarán más de 11.000 nuevos casos, lo que lo sitúa en el sexto lugar de incidencia en nuestro país.

Se trata de un tipo de tumores predominantemente masculinos, aunque en los últimos años, debido al aumento del hábito tabáquico entre las mujeres, las diferencias entre sexos se están reduciendo. La edad media de aparición de este tipo de tumores es de 50 años, aunque en algunos tipos como el nasofaríngeo o el de glándula salival puede aparecer antes.

El abordaje terapéutico de esta enfermedad puede dejar importantes secuelas en los pacientes. En algunos casos, puede producirse una pérdida permanente del habla, la resección del hueso maxilar y la extirpación de la lengua.

Otras secuelas que puede producir el abordaje terapéutico del cáncer de cabeza y cuello son alteraciones cutáneas, pérdida del gusto, boca seca, problemas dentales y rigidez mandibular.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts