Publicidad
Publicidad

La Asociación Americana del Corazón difunde pautas científicas sobre diferencia de género en el abordaje del ictus

No tener en cuenta el sexo y el género del paciente y seguir una estrategia única para todos puede conducir a prácticas de tratamiento subóptimas o incluso perjudiciales, según la AHA.

"Ignorar el sexo y el género del paciente y seguir una estrategia única para hombres y mujeres puede conducir a prácticas de tratamiento subóptimas o incluso dañinas", así se expresa la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) en una reciente declaración científica con la que se ...

"Ignorar el sexo y el género del paciente y seguir una estrategia única para hombres y mujeres puede conducir a prácticas de tratamiento subóptimas o incluso dañinas", así se expresa la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) en una reciente declaración científica con la que se pretende identificar las lagunas de conocimiento y las necesidades insatisfechas para la investigación futura sobre el papel del género en el tratamiento endovascular del ictus (EVT). También proporciona una hoja de ruta pragmática para los investigadores que pretenden investigar las diferencias relacionadas con estos aspectos.

La AHA es consciente de que hay muchas incógnitas en lo que respecta al papel del sexo en la fisiopatología y el tratamiento del accidente cerebrovascular isquémico agudo, especialmente en el tratamiento endovascular (EVT), dado que se estableció recientemente como estándar de atención para el accidente cerebrovascular isquémico,

Las pautas difundidas por la AHA incluyen una lista de sugerencias para evaluar las diferencias relacionadas con el sexo y el género en la investigación de la EVT, y una guía para que los médicos mejoren la atención a las personas que se han sometido a dicho tratamiento, abordando los factores específicos del sexo y el género.

Impacto del sexo

En su documento, la entidad norteamericana se centra, principalmente, en las diferencias de sexo sobre la base de los datos que fueron recopilados en la mayoría de los estudios de EVT. La edad en el momento del tratamiento de la EVT también varía. Mientras que la incidencia del ictus aumenta con la edad, las mujeres tienden a ser 4-5 años mayores que los hombres cuando se produce un ictus (la edad media en el primer ictus es de unos 68 años en los hombres y 72 años en las mujeres) , lo que está relacionado con peores resultados.

Desde esta Sociedad Científica se considera que la mayoría de las investigaciones sobre accidentes cerebrovasculares agudos utilizan los términos sexo y género indistintamente. Por tanto, la declaración sugiere que los estudios que examinan los factores biológicos y hormonales relacionados con el accidente cerebrovascular deben considerar el análisis por sexo, mientras que las investigaciones que evalúan el impacto del accidente cerebrovascular en la calidad de vida y otros factores sociales pueden considerar que el análisis por género es más relevante.

La AHA anima a los investigadores a ser más conscientes del profundo impacto del sexo en la incidencia, el tratamiento y el pronóstico de los accidentes cerebrovasculares, y a observar las diferencias relacionadas con el sexo en los datos de investigación. Además, los médicos deben comprender la importancia de los sesgos relacionados con el sexo y el género en su práctica diaria para satisfacer las necesidades específicas de las personas que reciben EVT.

Otras entidades médicas estadounidenses como la Academia de Neurología Asociación Estadounidense de Cirujanos Neurológicos/Congreso de Cirujanos Neurológicos han respaldado el documento, considerándolo como herramienta formativa para estos especialistas.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts