Publicidad
Publicidad

Identifican biomarcadores en la sangre que indican la gravedad de un traumatismo craneal

Las personas que sufren una lesión cerebral leve, a menudo, experimentan cansancio, pérdida de memoria y problemas de equilibrio incluso mucho después del accidente.

Más de 140 millones de personas en todo el mundo sufren algún tipo de traumatismo craneoencefálico, en su mayoría menores de 40 años. "Sufrir un accidente a una edad temprana puede tener consecuencias importantes, de ahí que un diagnóstico mejor y más seguro es vital", según Matej Orešič, profesor de ...

Más de 140 millones de personas en todo el mundo sufren algún tipo de traumatismo craneoencefálico, en su mayoría menores de 40 años. "Sufrir un accidente a una edad temprana puede tener consecuencias importantes, de ahí que un diagnóstico mejor y más seguro es vital", según Matej Orešič, profesor de medicina en la Universidad de Örebro, desde donde se ha llevado a cabo una investigación innovadora como es diagnosticar la gravedad de una lesión cerebral traumática a partir de una simple muestra de sangre.

Para el estudio, publicado en ´Nature Communications´ y considerado como el más amplio de este tipo, se utilizaron muestras de sangre recogidas en 20 países europeos. Con la ayuda de la metabolómica, una forma de utilizar el análisis químico para extraer información sobre miles de moléculas pequeñas, los investigadores de Örebro identificaron biomarcadores que pueden vincularse con lesiones cerebrales traumáticas.

Precisamente, las personas que sufren una lesión cerebral leve a menudo experimentan cansancio, pérdida de memoria y problemas de equilibrio incluso mucho después del accidente. Esto se aplica sobre todo a los atletas que a menudo sufren conmociones cerebrales repetidas, lo cual puede tener consecuencias importantes. "Actualmente, no tenemos herramientas para una evaluación directa de cuándo un atleta puede volver a entrenar o competir después de una conmoción cerebral. No todo el mundo puede hacerse una resonancia magnética, pero una muestra de sangre nos permitiría aumentar la capacidad de análisis", según señaló, al respecto, András Büki.

"Como resultado, podemos categorizar las lesiones con mayor claridad. Es rentable, sin mencionar que es más simple y seguro para el afectado. Para nosotros, la fase aguda es la más crítica y, con la ayuda de estos biomarcadores, podemos evaluar la gravedad de la lesión y, lo que es más importante, llegar a un pronóstico para el paciente", concluyó Büki.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts