Publicidad
Publicidad

La administración de interleucina-3 tiene un efecto positivo en la enfermedad respiratoria

La administración de interleucina-3 puede tener un efecto positivo en la enfermedad respiratoria inflamatoria crónica.

Un equipo de investigación de la Universitätsklinikum Erlangen (Alemania) ha demostrado ahora por primera vez que la administración de interleucina-3 (IL-3) puede tener un efecto positivo en la enfermedad respiratoria inflamatoria crónica. Los hallazgos, que se han publicado en ´Frontiers in Immunology´ responden a una investigación de la producción e la ...

Un equipo de investigación de la Universitätsklinikum Erlangen (Alemania) ha demostrado ahora por primera vez que la administración de interleucina-3 (IL-3) puede tener un efecto positivo en la enfermedad respiratoria inflamatoria crónica.

Los hallazgos, que se han publicado en ´Frontiers in Immunology´ responden a una investigación de la producción e la sustancia mensajera en niños en edad preescolar sanos y afectados por asma que habían participado en el PreDicta europeo (estudio de asma pediátrica).

Así, los investigadores descubrieron que los niños cuyo asma se consideraba controlada por la terapia con corticosteroides inhalados tenían una mayor producción de IL-3 causada por células sanguíneas conocidas como linfocitos de sangre periférica activados. También hubo una correlación positiva entre la IL-3 en el fluido nasal y la forma soluble antiinflamatoria del receptor ST2. Esto sugiere que la IL-3 puede contribuir a aliviar el asma.

Para ello, han utilizado modelos de ratones inducidos con asma. Los investigadores también han investigado si la administración intranasal de IL-3 durante la provocación del asma en realidad podría mejorar los síntomas del asma. Los científicos han observado que la IL-3 tiene un efecto regulador sobre el sistema inmunitario e induce ciertas células inmunitarias llamadas células T reguladoras, que se cree que desempeñan un papel en el alivio del asma bronquial. La administración de IL-3 también disminuyó el número de células eosinofílicas proinflamatorias y redujo la producción de moco en los pulmones de ratones asmáticos.

Además, la IL-3 también resultó en una disminución de la activación de las células inflamatorias linfoides tipo 2 innatas. Estas células inmunes segregan sustancias que pueden participar en el desarrollo de enfermedades alérgicas. El estudio indica que han mostrado una menor expresión en la superficie celular del receptor ST2 unido a proinflamatorios, que es importante para la activación de este tipo de células, cuando se administró IL-3.

El grupo de investigación dirigido por el profesor Finotto y Susanne Krammer ha demostrado que la IL-3 también tiene propiedades inmunorreguladoras que pueden mejorar los síntomas del asma bronquial.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts