Publicidad
Publicidad

Las células NK combinadas con un anticuerpo biespecífico registran una fuerte respuesta en el linfoma

Las células asesinas naturales (NK) derivadas de sangre de cordón umbilical donada, combinadas con un nuevo anticuerpo biespecífico conocido como AFM13 que se dirige a CD16A y CD30, lograron respuestas eficaces en pacientes con linfoma CD30+ pretratado y refractario.

Investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, han demostrado que las células asesinas naturales (NK) derivadas de sangre de cordón umbilical donada, combinadas con un nuevo anticuerpo biespecífico conocido como AFM13 que se dirige a CD16A y CD30, lograron respuestas eficaces en pacientes ...

Investigadores del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas, en Estados Unidos, han demostrado que las células asesinas naturales (NK) derivadas de sangre de cordón umbilical donada, combinadas con un nuevo anticuerpo biespecífico conocido como AFM13 que se dirige a CD16A y CD30, lograron respuestas eficaces en pacientes con linfoma CD30+ pretratado y refractario. El estudio se ha presentado en la Reunión Anual 2022 de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (AACR).

Hubo una tasa de respuesta global (ORR) del 89% en 19 pacientes, incluyendo 10 respuestas completas (CR). Las tasas de supervivencia libre de progresión y de supervivencia global en los tres niveles de dosis fueron del 53% y del 79%, respectivamente, tras una mediana de seguimiento de 11 meses y un seguimiento inicial de 19 meses. La expansión de las células NK se produjo inmediatamente después de la infusión y persistió durante dos semanas.

El nivel de dosis tres (108 NK/Kg) se estableció como la dosis recomendada de fase II (RP2D). Los 13 pacientes tratados con este nivel de dosis tuvieron una respuesta a la terapia (100% ORR), incluyendo ocho CR (62%).

"Los pacientes con linfoma CD30+ en recaída pueden ser tratados a veces con éxito con los regímenes actuales, pero, si esos tratamientos fallan, los tumores desarrollan resistencia al tratamiento y los pacientes se quedan con pocas opciones terapéuticas eficaces", explica el presentador del estudio, el doctor Yago Nieto, profesor de Trasplante de Células Madre y Terapia Celular e investigador principal del ensayo.

"Nuestros resultados preliminares indican una actividad y una tolerabilidad prometedoras en esta población de pacientes fuertemente pretratados y justifican una mayor investigación de este enfoque", añade.

Las células NK son un tipo de glóbulos blancos que vigilan el organismo en busca de células infectadas por virus y cancerosas. La tecnología para aislar y expandir las células NK a partir de la sangre del cordón umbilical se desarrolló en el MD Anderson.

El AFM13 de Affimed es un anticuerpo biespecífico patentado diseñado para unirse al CD16A de las células NK y al CD30 de las células de linfoma, lo que permite a las células NK eliminar las células cancerosas. Antes de la infusión, las células NK se activan con citocinas, se expanden en presencia de células presentadoras de antígenos artificiales y, por último, forman un complejo con el AFM13.

Este enfoque combinado se desarrolló en el laboratorio de la doctora Katy Rezvani, profesora de Trasplante de Células Madre y Terapia Celular. Affimed y el MD Anderson están avanzando en el desarrollo clínico de AFM13 a través de un acuerdo de colaboración estratégica.

En este ensayo monocéntrico de fase I/II se han inscrito 22 pacientes con linfoma CD30+ en recaída o refractario. La mayoría de los participantes en el ensayo habían sido diagnosticados de linfoma de Hodgkin y habían recibido una media de siete líneas de tratamiento previas.

Todos los pacientes tenían una enfermedad progresiva activa en el momento de la inscripción y no se les administró ningún tratamiento puente. Los pacientes se inscribieron en tres niveles de dosis, y 19 pacientes completaron los dos ciclos previstos. El desglose racial de los participantes fue de 15 blancos (68,2%), 3 hispanos (13,6%), 3 de Oriente Medio (13,6%) y 1 negro (4,5%), con una edad media de 37 años.

El tratamiento fue bien tolerado, con mínimos efectos secundarios más allá de la esperada mielosupresión de la quimioterapia linfodependiente precedente. No hubo casos de síndrome de liberación de citoquinas, síndrome de neurotoxicidad asociada a células efectoras inmunitarias o enfermedad de injerto contra huésped. Hubo seis reacciones relacionadas con la infusión en 110 infusiones de AFM13 solo y ninguna reacción a las células NK cargadas con AFM13.

Seis pacientes recibieron un trasplante de células madre tras una respuesta a este tratamiento, lo que limita la evaluación de la duración de las respuestas.

"Estos datos sugieren que esta nueva opción terapéutica, utilizada como puente al trasplante de células madre o quizás incluso como tratamiento curativo, ofrece una opción de tratamiento eficaz para los pacientes con linfoma CD30 --resalta Nieto--. Estamos entusiasmados con estos hallazgos y con la posibilidad de llevar este tratamiento a esta población de pacientes con una gran necesidad no cubierta".

El ensayo se diseñó originalmente con un seguimiento corto. Para evaluar la durabilidad más allá de dos ciclos, la Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado una enmienda para aumentar la duración del tratamiento de dos a cuatro ciclos, lo que permite un seguimiento más prolongado de los pacientes.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.