Publicidad
Publicidad

Las mamografías alertan del riesgo de enfermedad cardiovascular

Un nuevo hallazgo podría ser útil para determinar el riesgo de las mujeres de sufrir enfermedades cardíacas e ictus.

Las mamografías de rutina pueden proporcionar información clave sobre las enfermedades cardiovasculares. La detección de calcificaciones arteriales en las mamografías de mama se asoció con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres posmenopáusicas, según una nueva investigación publicada en ´Circulation: Cardiovascular Imaging´, revista revisada por expertos de la American ...

Las mamografías de rutina pueden proporcionar información clave sobre las enfermedades cardiovasculares. La detección de calcificaciones arteriales en las mamografías de mama se asoció con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular en mujeres posmenopáusicas, según una nueva investigación publicada en ´Circulation: Cardiovascular Imaging´, revista revisada por expertos de la American Heart Association.

Según los autores del estudio, este hallazgo podría ser útil para determinar el riesgo de las mujeres de sufrir enfermedades cardíacas e ictus.

La calcificación arterial mamaria, la acumulación de calcio en la capa media de la pared arterial de la mama, está relacionada con el envejecimiento, la diabetes de tipo 2, la hipertensión y la inflamación, y es un marcador de la rigidez de las arterias. No es lo mismo que la calcificación de la capa interna de las arterias (la capa que está en contacto con la sangre), que suele darse en personas que fuman o con niveles altos de colesterol.

La calcificación de las arterias mamarias es un hallazgo común que aparece como áreas blancas en las arterias de la mama en una mamografía, sin embargo, no se cree que esté relacionado con el cáncer.

"En un estudio anterior de este mismo grupo de investigación, informamos de que entre las mujeres de 60 a 79 años, el 26% de las mujeres tenían calcificación arterial mamaria, y el porcentaje aumentaba con la edad hasta llegar a más de la mitad de las mujeres que tenían evidencia del hallazgo entre los 75 y los 79 años", señala el autor principal del estudio, Carlos Iribarren, científico investigador de la División de Investigación de Kaiser Permanente Northern California (Estados Unidos).

"Las investigaciones han confirmado que las calculadoras que utilizamos actualmente para evaluar el riesgo de 10 años de un individuo de desarrollar una enfermedad cardiovascular no son tan precisas en las mujeres como en los hombres --prosigue--. En nuestro estudio actual, evaluamos si la calcificación arterial de las mamas, que puede verse fácilmente en una mamografía, proporciona más información sobre el riesgo de que una mujer desarrolle una enfermedad cardíaca".

En este estudio, los investigadores revisaron los historiales médicos de un subconjunto de más de 5.000 mujeres seleccionadas de entre más de 200.000 mujeres que se sometieron a mamografías de cribado como parte de MINERVA (MultIethNic study of brEast aRterial calcium gradation and cardioVAscular disease), una cohorte amplia, racial y étnicamente diversa de mujeres posmenopáusicas.

Las participantes del estudio estaban inscritas activamente en el mismo plan de seguro médico, tenían entre 60 y 79 años de edad y recibieron al menos un cribado regular con mamografía digital en uno de los nueve centros de Kaiser Permanente del Norte de California entre el 24 de octubre de 2012 y el 13 de febrero de 2015. Las mujeres no tenían antecedentes de enfermedad cardiovascular ni de cáncer de mama.

Los investigadores evaluaron la salud general de las mujeres y las siguieron a través de sus registros de salud electrónicos durante unos 6,5 años después de la mamografía para encontrar qué mujeres tuvieron un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular o desarrollaron otros tipos de enfermedades cardiovasculares, como la insuficiencia cardíaca.

El análisis reveló que las mujeres que presentaban calcificación arterial mamaria en su mamografía tenían un 51% más de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca o sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con las mujeres que no tenían calcificación arterial mamaria.

Además, las mujeres con calcificación arterial mamaria tenían un 23% más de probabilidades de desarrollar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular, incluidas las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la insuficiencia cardíaca y las enfermedades de las arterias periféricas.

La calcificación arterial mamaria era más frecuente entre las mujeres que se autoidentificaban como blancas o hispanas/latinas, y menos entre las que se autoidentificaban como negras o asiáticas. Iribarren y sus colegas señalan que se necesita más investigación para entender estos hallazgos.

"Actualmente, no es la norma de atención que se informe sobre la calcificación arterial mamaria visible en las mamografías. Algunos radiólogos incluyen esta información en sus informes de mamografía, pero no es obligatorio --señala Iribarren--. Esperamos que nuestro estudio fomente una actualización de las directrices para informar sobre la calcificación arterial mamaria de las mamografías de rutina".

Añade que el estudio "ha movido la aguja hacia la recomendación de la evaluación rutinaria y la notificación de la calcificación arterial mamaria en las mujeres posmenopáusicas. Integrar esta información en las calculadoras de riesgo cardiovascular y utilizar esta nueva información puede ayudar a mejorar las estrategias de reducción del riesgo cardiovascular".

"Este tipo de calcificación puede sugerir una mala salud del corazón, y los médicos pueden aprovechar esta oportunidad para discutir formas de optimizar la salud del corazón, como la participación en la actividad física de rutina, una dieta de alta calidad y mantener un peso saludable", explica la doctora Sadiya S. Khan, coautora de un editorial que acompaña a este estudio y profesora asistente de medicina en la división de cardiología en la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern en Chicago.

"Sin embargo, es realmente importante señalar que la ausencia de calcificación arterial mamaria no se traduce en un bajo riesgo y no debe ser falsamente tranquilizador cuando no hay calcificación arterial mamaria --prosigue--. El control óptimo de los factores de riesgo es igualmente importante para todas las mujeres con y sin calcificación arterial mamaria".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts