Publicidad
Publicidad

Ágora Espacio Asma: nuevos tratamientos en las guías del asma y sobre la evolución sostenible e integral medioambiente y paciente

Ágora Espacio Asma ha celebrado en Madrid y en varias sedes satélites alrededor del territorio español su décima edición centrándose en las novedades del sector.

Mantener el asma bajo control es esencial para disfrutar de una buena calidad de vida. Sin embargo, existen obstáculos que favorecen la falta de ese necesario cumplimiento terapéutico por parte del paciente en la gestión de su patología. Estos problemas clínicos han acaparado los debates de Ágora Espacio Asma. Esta cita, ...

Mantener el asma bajo control es esencial para disfrutar de una buena calidad de vida. Sin embargo, existen obstáculos que favorecen la falta de ese necesario cumplimiento terapéutico por parte del paciente en la gestión de su patología.

Estos problemas clínicos han acaparado los debates de Ágora Espacio Asma. Esta cita, organizada por Omniprex S.L. con el patrocino de Chiesi y el aval científico de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), ha celebrado en Madrid su décima edición. "El hecho de tratarse de un foro de debate riguroso en el que ponentes de nivel exponen, de forma concisa y práctica, aquellos temas basados en los problemas clínicos de actualidad que se encuentra el alergólogo en su práctica clínica habitual, unido a que los asistentes crean el ambiente colaborativo y propicio para el debate, ha ayudado a la consolidación de este evento", comenta el Dr. Julio Delgado, alergólogo del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla y miembro del comité científico de Ágora Espacio Asma.

Junto a él, forman parte de dicho comité científico el Dr. Santiago Quirce, alergólogo del Hospital Universitario La Paz de Madrid, y el Dr. Antonio Valero, alergólogo del Hospital Clínic de Barcelona.

Un ambicioso programa científico con el paciente como protagonista

La décima edición de Ágora Espacio Asma ha girado en torno a dos mesas. Durante la primera, se ha abordado el tratamiento del paciente con asma moderada y grave y el modo en que se ajustarían los nuevos tratamientos en las guías de asma actuales.

La segunda mesa ha estado dedicada a la evolución sostenible e integral medioambiente y paciente. El doctor Antonio Valero ha cuestionado si es necesario minimizar el uso de los inhaladores con gas propelente cuando hay pacientes que necesitan utilizar estos dispositivos por sus características propias, o es necesario seguir utilizándolos porque el impacto que tienen sobre la huella del carbono es pequeño y se podría esperar a que en dos o tres años aparezcan nuevos gases propelentes más sostenibles.

El Dr. Valero afirma que: "Ante este dilema, es prioritario medir el riesgo-beneficio para el paciente y la magnitud del problema que plantean estos productos al medio ambiente". Y añade: "Quitar los inhaladores con gas propelente alteraría el tratamiento de algunos pacientes ya que, por sus capacidades funcionales respiratorias, no pueden utilizar inhaladores con polvo seco. A esto se suma que los inhaladores con gases propelentes contribuyen al 0,1% del total de emisión de gases fluorados. Es decir, la magnitud del problema es pequeña".

El Dr. Santiago Quirce indica que el cambio climático también es el responsable de un incremento alarmante de los casos de asma en España. "Tiene un efecto importante en muchas enfermedades, pero especialmente en las que están estrechamente ligadas con las enfermedades respiratorias, en general, y el asma, en particular", asegura.

"La prevalencia del asma alérgica sigue aumentado, así como la atopia en general. Cada vez es más frecuente ver a pacientes que presentan polisensibilización a aeroalérgenos y con varias comorbilidades atópicas (asma, rinitis, dermatitis atópica, esofagitis eosinofílica, alergia alimentaria...)", argumenta el Dr. Quirce.

Y continúa: "Las consecuencias de los cambios en las temperaturas globales son complejas y promueven aún más la contaminación del aire exterior, la exposición al polen y fenómenos meteorológicos extremos. Además de empeorar la salud respiratoria, la contaminación del aire promueve atopia y aumenta la susceptibilidad a infecciones. Los efectos de los GEI invernadero sobre el polen afectan a la prevalencia y la gravedad del asma y la rinitis alérgica. Los cambios de temperatura, la contaminación del aire y las condiciones extremas en eventos climáticos ejercen efectos adversos multisistémicos para la salud y afectan desproporcionadamente a poblaciones desfavorecidas y vulnerables".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts