Publicidad
Publicidad

El ejercicio aeróbico puede contribuir a acelerar la recuperación de una conmoción cerebral

Expertos defienden que personas jóvenes que sufren una conmoción cerebral, algo frecuente en el deporte, no sean sometidas a un reposo en cama prolongado sino que incluyan en el período de recuperación ejercicio aeróbico.

La realización de ejercicio ligero que no sea perjudicial puede ayudar a acelerar la recuperación de los adolescentes que han sufrido una conmoción cerebral y que vuelvan más rápidamente a los deportes y otras actividades, según un reciente estudio realizado por el Dr. Travis Miller, de Penn State Health Sports ...

La realización de ejercicio ligero que no sea perjudicial puede ayudar a acelerar la recuperación de los adolescentes que han sufrido una conmoción cerebral y que vuelvan más rápidamente a los deportes y otras actividades, según un reciente estudio realizado por el Dr. Travis Miller, de Penn State Health Sports Medicine, perteneciente a la Universidad de Pensilvania, EE.UU.

Hasta no hace mucho, cuando un joven atleta sufría una conmoción cerebral relacionada con el deporte al cabecear un balón o chocar con un adversario, los tratamientos incluían reposo en la cama durante un tiempo.

"Lo que arrojó esta investigación, sin embargo, fue que los adolescentes estaban teniendo dificultades para recuperarse de las conmociones cerebrales relacionadas con el deporte si permanecen en reposo completo", según el Dr. Travis Miller. "Nuestros estudios recientes muestran que no es perjudicial realizar algunos ejercicios ligeros por debajo del umbral si son supervisado por profesionales capacitados para evitar los efectos de una conmoción cerebral".

El tratamiento para los adolescentes a los que se les diagnostica o se sospecha una conmoción cerebral suele comenzar con 24 a 48 horas de reposo relativo, que se caracteriza por limitar las actividades agravantes. Después de este período, los profesionales médicos sugieren iniciar el ejercicio con cautela.

"Los pacientes suelen empezar con ejercicios cardiovasculares ligeros, como caminar, o con la bicicleta estática", explicó Miller. "A medida que los síntomas remiten y se avanza en la recuperació, se puede aumentar la intensidad y la duración del ejercicio".

"Nuestros estudios recientes muestran que está bien volver a algunos ejercicios ligeros por debajo del umbral si es supervisado por profesionales capacitados", dijo Miller "La realización de ejercicio ligero que no empeora los síntomas puede ayudar a acelerar la recuperación y hacer que nuestros atletas vuelvan más rápidamente a los deportes y otras actividades".

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts