Publicidad
Publicidad

El paciente con IC tiene que aprender a convivir con una enfermedad que le acompañará durante el resto de su vida

La Sociedad Española de Cardiología ha reconocido recientemente la labor de la Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario de Elche, ortorgándole la certificación de excelencia como Unidad Especializada de Insuficiencia Cardiaca. El departamento, con casi 10 años de asistencia de calidad a sus espaldas, fue pionero en la Comunidad Valenciana.

La Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario de Elche (Alicante) recibió hace unas semanas la certificación de excelencia como Unidad Especializada de Insuficiencia Cardiaca otorgada desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Que desde fuera los evalúen y les digan que lo están haciendo ...

La Unidad de Insuficiencia Cardiaca del Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario de Elche (Alicante) recibió hace unas semanas la certificación de excelencia como Unidad Especializada de Insuficiencia Cardiaca otorgada desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Que desde fuera los evalúen y les digan que lo están haciendo bien, a los profesionales de la unidad "les sirve de refuerzo para seguir trabajando", y "los motiva para seguir mejorando en la asistencia a los pacientes con insuficiencia cardiaca", como manifiesta el doctor Antonio García Honrubia, responsable de la unidad.

Más si cabe porque, para otorgarles este reconocimiento, la SEC ha destacado, sobre todo, la alta calidad del servicio ilicitano, una asistencia que García cree asentada sobre cuatro ejes. La primera, el seguimiento estrecho cuando más lo necesita el paciente.

"Cuando un paciente sale del hospital o cuando se detecta una descompensación en consultas, se inicia un seguimiento estrecho que nos permite evitar nuevos ingresos hospitalarios".

Por otro lado, resalta la fácil accesibilidad que proporcionan al paciente. "Este y sus familiares pueden llamarnos en cualquier momento o presentarse en la unidad. Esto nos permite tratar descompensaciones nada más producirse y evitar errores en la medicación".

Asimismo, explica que la potenciación del autocuidado es un factor "muy importante", y "nos permite enseñar al paciente y a su entorno a detectar una descompensación, a ajustar la medicación y a fomentar cambios saludables en el estilo de vida". Y, por último, "se le ofrece al paciente todas las opciones de tratamiento de las que se puede beneficiar y se optimiza su uso", completa el especialista.

Integrantes del proyecto SEC-CALIDAD

A partir de ahora, la unidad pasa a formar parte de un proyecto español pionero a nivel europeo en la acreditación nacional. Se trata de SEC-CALIDAD, una iniciativa que tiene como objetivo la mejora de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, además de promover un mejor estado de salud cardiovascular en la sociedad civil. Dentro de este, "el proyecto SEC-EXCELENTE integra la medición, la comparación con estándares, la auditoría para mejorar, y, finalmente, la acreditación", detalla el facultativo, especificando que ese proceso "permite reducir la variabilidad de las actuaciones de la práctica clínica, contribuye a generar conocimiento y conlleva una mejora de la calidad asistencial que prestamos a nuestra sociedad".

Si bien el servicio cuenta con una larga trayectoria. De hecho, fue pionera en la Comunidad Valenciana en el abordaje de la insuficiencia cardiaca. El escenario en todo este tiempo ha cambiado mucho en el curso de la enfermedad, como recuerda el especialista. "Cada vez hay más altas hospitalarias por insuficiencia cardiaca. Esto es algo común en toda España". Y, por otro lado, "cada vez atendemos a pacientes más ancianos y durante más tiempo".

Al principio, tener un paciente nonagenario en la Unidad de Insuficiencia Cardiaca era algo "muy excepcional", mientras que hora se ven con cierta frecuencia. Por otro lado, "estamos viendo cómo los pacientes acuden a la Unidad, se estabilizan, se dan de alta y están varios años sin ingresar, se descompensan y vuelven a la Unidad para repetir el ciclo", agrega.

Bajo su punto de vista es un cambio de paradigma que se debe "a las mejoras de la asistencia que se presta a los ciudadanos". Echando la vista atrás, el panorama de la enfermedad no es el único que ha cambiado, también el del propio departamento.

En palabras de García Honrubia, "inicialmente solo podíamos dar servicio a pacientes "multireingresadores". A medida que recibieron más medios, sin embargo, pudieron dar cobertura a todos los pacientes tras un alta hospitalaria por insuficiencia cardiaca con función sistólica deprimida.

Para más información, leer el PDF adjunto.

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts