Publicidad
Publicidad

La Asociación Americana del Corazón difunde una declaración sobre apnea del sueño y enfermedad cardíaca

La alta prevalencia de la apnea del sueño entre las personas con enfermedades cardiovasculares, junto con la evidencia de que su diagnóstico mejora la calidad de vida del paciente, son razones, según los cardiólogos americanos, para evaluar y proporcionar tratamiento.

La Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) ha difundido una declaración, a través de la revista ´Circulation´ en la que insta a una mayor concienciación sobre la apnea obstructiva ...

La Asociación Americana del Corazón (AHA por sus siglas en inglés) ha difundido una declaración, a través de la revista ´Circulation´ en la que insta a una mayor concienciación sobre la apnea obstructiva del sueño en pacientes con patologías cardiovasculares o factores de riesgo como la presión arterial alta.

La apnea obstructiva del sueño (AOS) está presente en más de un 40% de las personas con enfermedades cardiovasculares, sin embargo, está poco reconocida y tratada, según la AHA. La AOS ocurre cuando una obstrucción de las vías respiratorias superiores causa episodios repetidos de respiración interrumpida durante el sueño. Los síntomas incluyen ronquidos, falta de respiración, sueño fragmentado y somnolencia diurna. En general, aproximadamente el 34% de los hombres de mediana edad y el 17% de las mujeres de mediana edad presentan este tipo de síntomas.

"La apnea obstructiva del sueño puede tener un impacto negativo en la salud de los pacientes y aumentar el riesgo de eventos cardiovasculares y muerte. Esta declaración prentende fomentar la concienciación, detección y tratamiento según sea apropiado para la apnea del sueño", según Yerem Yeghiazarians, profesor de medicina y la cátedra de cardiología de la familia Leone-Perkins en la Universidad de California, San Francisco.

Los factores de riesgo relacionados con la apnea incluyen obesidad, gran circunferencia del cuello, anomalías craneofaciales, tabaquismo, antecedentes familiares y congestión nasal nocturna.

Complicaciones

La AOS se asocia con varias complicaciones cardiovasculares, entre ellas: presión arterial alta: la AOS está presente en el 30-50% de las personas con presión arterial alta y hasta en el 80% de las que tienen presión arterial alta resistente o difícil de tratar; trastornos del ritmo cardíaco como fibrilación auricular y muerte cardíaca súbita; empeoramiento de la insuficiencia cardíaca; empeoramiento de la enfermedad de las arterias coronarias y riesgo de ataque cardíaco; hipertensión pulmonar (HP): hasta el 80% de las personas con HP tienen AOS; y síndrome metabólico y diabetes tipo 2.

Si bien no hay consenso de que la detección de la Apnea altera los resultados clínicos, la alta prevalencia de la AOS entre las personas con enfermedades cardiovasculares, junto con la evidencia de que su diagnóstico mejora la calidad de vida del paciente, son razones para evaluar y proporcionar tratamiento, según la AHA.

"Los pacientes imuestran un mejor estado de ánimo, menos ronquidos, menos somnolencia diurna, mejor calidad de vida y productividad laboral con el tratamiento de la AOS", señaló Yeghiazarians.

"Además, los avances en las pruebas de detección han cambiado la forma en que diagnosticamos y tratamos la apnea obstructiva del sueño. Por ejemplo, muchos pacientes ya no tienen que ir a un centro de estudio del sueño durante la noche. Ahora hay dispositivos para dormir aprobados por la FDA que los pacientes usan en casa y envían a su médico para su evaluación. Y, si bien una máquina de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) es una forma de tratamiento, existen numerosas opciones terapéuticas, desde la terapia posicional y la pérdida de peso hasta los aparatos orales y la cirugía, según la causa y la gravedad de la AOS de una persona ", añade este experto.

Recomendaciones

Es por ello que la AHA ofrece una serie de recomendaciones:

-Detección de AOS en pacientes con hipertensión resistente o de difícil control, hipertensión pulmonar y fibrilación auricular que reaparece a pesar del tratamiento.

-Estudio del sueño para algunos pacientes con insuficiencia cardíaca, especialmente si se sospecha de trastornos respiratorios del sueño o somnolencia diurna excesiva.

-Tratamiento a los pacientes diagnosticados con este trastorno con las terapias disponibles, que pueden incluir modificaciones de estilo de vida y comportamiento y pérdida de peso.

-Cuando sea posible, el tratamiento de pacientes con apnea grave con equipos adecuados.

-Tratamiento de casos de AOS de leve a moderada con herramientas adecuadas que ajustan la posición de la mandíbula y la lengua durante el sueño para evitar la respiración obstruida.

-Seguimiento de rutina que incluye pruebas de sueño durante la noche para confirmar que el tratamiento es eficaz.

"Se necesitan mejoras en las herramientas de diagnóstico en el hogar y más investigación sobre formas de identificar el riesgo cardiovascular en personas con AOS. Aún así, el mensaje general es claro: necesitamos aumentar la conciencia sobre la detección y el tratamiento de la AOS, especialmente en pacientes con factores de riesgo cardiovascular existentes", concluyó Yeghiazarians.

Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts