Publicidad
Publicidad

"Deberíamos equipararnos en materia de formación con otros países europeos"

Conversamos con la especialista oncológica Elena Élez para conocer sus inquietudes y demandas médicas en el contexto actual.

Elena Élez (Nº colegiada: 37808) ejerce desde 2007 como especialista en oncología médica en la unidad de tumores digestivos liderada por Josep Tabernero en el Vall d´Hebron Institute of Oncology (VHIO). Su labor como investigadora en diversos estudios clínicos de Fase I, II y III, tantos nacionales como internacionales, así ...

Elena Élez (Nº colegiada: 37808) ejerce desde 2007 como especialista en oncología médica en la unidad de tumores digestivos liderada por Josep Tabernero en el Vall d´Hebron Institute of Oncology (VHIO). Su labor como investigadora en diversos estudios clínicos de Fase I, II y III, tantos nacionales como internacionales, así como su amplia formación con máster en Oncología Molecular en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, le han valido para situarse como referente en la investigación clínica de los fármacos que interfieren la vía de las MAP quinasas. "Específicamente, me he centrado en el cáncer colorrectal BRAF mutado liderando estudios clínicos con nuevas moléculas que actúan sobre estas vías de señalización, así como el papel de la inmunoterapia en cáncer de colon con inestabilidad de microsatélites".

Además de la faceta asistencial e investigadora, también destina parte de su tiempo a la formación. "Soy tutora de residentes de oncología médica del Hospital Vall d´Hebron desde el año 2015 y pertenezco a su comisión de docencia". Coordinadora de la sección +MIR de la SEOM, tiene como principal objetivo velar por la formación y el desarrollo profesional de residentes y adjuntos dentro de sus primeros años post-residencia. "Es una oportunidad para ver la complejidad y el continuo cambio de nuestra especialidad, la cual urge incorporar en los itinerarios formativos de los residentes formación en biología molecular, diseño de ensayos clínicos y estadística".

Todo ello teniendo presente la excelencia en la formación clínica y la atención al paciente como auténticas prioridades. "Invertir en la formación de nuestros médicos desde las etapas más precoces de su vida profesional contribuye a la mejora en la atención del paciente, y esto a veces puede quedar difuminado por sobrecarga asistencial, sobre todo en el contexto actual en el que vivimos". Un esfuerzo que no está acompañado de un plan de desarrollo profesional bien definido, como sí existe en otros países de la UE. "Es lo que se conoce como career path, más establecido por ejemplo para los investigadores básicos, pero poco madurado en el caso de los clínicos". A ello se une la falta de reconocimiento por parte de las instituciones y de la sociedad en su conjunto de la actividad investigadora y docente.

¿Cómo ha impactado el Covid-19? "Ha supuesto un antes y un después en todo el ámbito sanitario. En el caso de los médicos jóvenes, tanto adjuntos como residentes, ha supuesto cambios en su itinerario formativo y un impacto negativo incrementando la proporción de médicos que presentan crisis vocacional". Una situación que insta a equipararnos en materia de formación con otros países europeos. "Por ejemplo, debería existir una integración de los programas formativos existentes, y que estos tengan en cuenta el tipo de actividad profesional y momento desarrollo profesional. Esta formación debe estar dirigida a todos aquellos profesionales sanitarios vinculados al paciente con cáncer: personal asistencial, investigador, pero también administrativo", asegura Elena Élez, y concluye: "Y por supuesto, deben existir programas de formación enfocados al propio paciente y su entorno, así como a la comunidad". Aquí es pieza clave la función que desarrollan las sociedades científicas como SEOM, ESMO y ASCO.

Publicidad
Publicidad
Nuestros Podcasts
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.