Publicidad
Publicidad

"Los avances se basan en estudios sobre epidemiología y el valor diagnóstico de biomarcadores relacionados con la patología alérgica"

La alergia es un problema de salud pública que afecta a más de 150 millones de personas en Europa y su prevalencia va en aumento, sobre todo, en la población más joven. En los últimos años se están produciendo importantes avances terapéuticos en el control de las enfermedades alérgicas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llegado a clasificar las enfermedades alérgicas entre las seis patologías más frecuentes del mundo. Se estima que pueden afectar al 20% de la población mundial, y resultan más afectados los países desarrollados e industrializados. Y entre las más frecuentes están la rinitis ...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llegado a clasificar las enfermedades alérgicas entre las seis patologías más frecuentes del mundo. Se estima que pueden afectar al 20% de la población mundial, y resultan más afectados los países desarrollados e industrializados. Y entre las más frecuentes están la rinitis alérgica, el asma alérgica, la urticaria, la dermatitis, la dermatitis alérgica de contacto, la alergia alimentaria y la anafilaxia.

La alergia es un problema de salud pública que afecta a más de 150 millones de personas en Europa y su prevalencia va en aumento, sobre todo, en la población más joven. Así lo manifiesta Mar Martínez, médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, y miembro del grupo de trabajo de enfermedades respiratorias de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC). "Las posibles causas son muy variadas: el modo de vida occidental conlleva una serie de hábitos y costumbres claramente perjudiciales como el tabaquismo, cambios en las costumbres alimenticias, sedentarismo, obesidad. Además, los inviernos más suaves, el efecto invernadero de las ciudades y la contaminación ambiental favorecen la sensibilización a pólenes que anteriormente no se observaban".

Entre otras causas, la experta nombra también la teoría de la higiene; "nuestros hijos viven en ambientes limpios, se bañan con mucha frecuencia, están vacunados de numerosas enfermedades (¡afortunadamente!), utilizan en bastantes ocasiones antibióticos (no siempre indicados), están libres de enfermedades parasitarias. Todas estas situaciones favorecen que el sistema inmunitario se equivoque de enemigos, puesto que no halla bacterias o parásitos contra los que combatir, y se oriente a sustancias tan inocuas como son los pólenes de las gramíneas o las heces de los ácaros del polvo doméstico. Por tanto, las alergias serían un tributo exigido por el desarrollo sociosanitario".

Estudios y avances en el ámbito respiratorio

La doctora explica que los avances actuales se basan en estudios sobre la epidemiología, las características y el valor diagnóstico de biomarcadores relacionados con la patología alérgica y el tratamiento de estos trastornos para identificar y tratar de manera óptima a los pacientes afectados. "Numerosos estudios se dirigen hacia el análisis de factores genéticos y epigenéticos, junto con factores ambientales como el microbioma y la dieta".

Así, se han identificado anomalías en los patrones de colonización de la microbiota intestinal de los niños, y los adultos con rinitis alérgica presentan un microbioma intestinal diferente al de los controles sanos, con una disminución de la diversidad microbiana y una alteración en la abundancia de algunos microorganismos. "También los estudios orientados a la transformación digital y a la atención integral del paciente con enfermedades alérgicas respiratorias ocupan un lugar importante hoy en día", añade.

Los tratamientos más novedosos

En los últimos años se están produciendo importantes avances terapéuticos en el control de las enfermedades alérgicas. Mar Martínez relata, que, entre los más novedosos, están alérgenos muy purificados, alergoides, péptidos y nuevos adyuvantes para la inmunoterapia específica con alérgeno y los anticuerpos monoclonales específicos para bloquear los efectos de los mediadores inmunitarios.

En el asma bronquial alérgica grave mal controlada, "disponemos de tratamientos biológicos como el anticuerpo monoclonal anti-inmunoglobulina E (omalizumab), los anticuerpos monoclonales anti-interleucina 5 ( mepolizumab, benralizumab y reslizumab) y el anticuerpo monoclonal anti-interleucina 4R (dupilumab), que están permitiendo cambiar el curso de la enfermedad en algunos pacientes".

Mientras que en algunos casos de alergia alimentaria (leche o huevo), se están realizando desensibilizaciones e inducciones de tolerancia a dichos alimentos, permitiendo modificar la evolución natural de estas enfermedades alérgicas, según nombra la experta. Y remarca que, en pacientes alérgicos a determinados medicamentos en los que es imprescindible su utilización (citostáticos, antibióticos o antiinflamatorios), se están aplicando diferentes pautas de desensibilización que permiten su empleo con seguridad.

En el caso de la inmunoterapia específica con alérgenos, "se están llevando a cabo avances significativos en las pautas agrupadas con vacunas administradas vía subcutánea. Y disponemos, también, de avances en la inmunoterapia sublingual, como es la administración de vacunas en forma de liofilizados bucodispersables", responde la experta.

La especialidad en España

El nivel científico y profesional de la especialidad en enfermedades respiratorias y alérgicas en España es equiparable al que ofrecen otros países sanitariamente avanzados. Según comenta Mar Martínez.

Los datos publicados por Eurostat en 2016 nombraron que España era el 7º país con mayor número de neumólogos en la Unión Europea (UE) con 5,47 neumólogos por cada 100.000 habitantes. No obstante, según el estudio "Recalar" (Recursos y Calidad en Aparato Respiratorio) presentado en el 50º Congreso de la SEPAR en 2017, España estaba por debajo del umbral establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para atender adecuadamente las enfermedades respiratorias, establecido en 3,5 especialistas por cada 100.000 habitantes (3,4 neumólogos por cada 100.000 habitantes).

"Si nos referimos a los datos del Eurostat en 2016 en relación con los médicos de familia en España, que entre otras muchas patologías atienden a pacientes con enfermedades alérgicas respiratorias, el número de profesionales queda un poco por encima de la media de la UE y ocupa el puesto número 11 con 75,78 profesionales por cada 100.000 habitantes", responde la doctora.

Para leer el artículo completo descarga el PDF adjunto

Descargar PDF
Publicidad
Publicidad
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Cookie Consent

This website uses cookies or similar technologies, to enhance your browsing experience and provide personalized recommendations. By continuing to use our website, you agree to our Privacy Policy

Nuestros Podcasts