Los beta bloqueantes ofrecen beneficio clínico en la enfermedad hepática crónica


11-01-2021
Su uso reduce tanto los niveles de marcadores inflamatorios circulantes como la probabilidad de descompensación y muerte.
 

Los beta bloqueantes no selectivos reducen el número de leucocitos circulantes y los niveles de conocidos biomarcadores inflamatorios, tales como la proteína C reactiva y la interleucina-6, en pacientes con insuficiencia hepática crónica avanzada. Así se desprende de un estudio de la Universidad Médica de Viena (UMV) realizado en más de 300 pacientes.

Las reducciones en el número de leucocitos superiores al 14% mostraron ser un factor predictivo independiente de protección frente a la muerte por causas hepáticas y frente al avance de la descompensación en pacientes con enfermedad ya descompensada.

Thomas Reiberger, director del Laboratorio de Hemodinámica de la UMV y del estudio, afirma que, aunque los beta bloqueantes vienen siendo utilizados desde hace décadas, sólo la mitad de los pacientes que los reciben muestra una reducción de la presión portal, lo que impone la necesidad de monitorización a través de un cateterismo. Si los actuales resultados son confirmados en ulteriores estudios de validación, los biomarcadores identificados podrían ser útiles para estimar mejor la respuesta a la terapia, resumen los investigadores.

En Europa mueren anualmente 170.000 personas como consecuencia de la cirrosis, causada principalmente por el consumo excesivo de alcohol y una alimentación inadecuada.