Lo conseguimos en mayo, no es imposible lograrlo ahora


16-11-2020
Fernando Simón apunta que estamos bajando la transmisión más y más rápido de lo que las previsiones dicen. El objetivo es estar en niveles de transmisión lo suficientemente bajos como para saber que tenemos la epidemia controlada. Declara que la decisión de su cese estaría en manos, en todo caso, de sus superiores. Simón insiste en que los test antígenos que tenemos ahora requieren una toma de muestra que “no la puede hacer cualquiera”, cuando le cuestionan por la posibilidad de que se hagan en las Oficinas de Farmacia.
 

Publicidad
En las últimas 24 horas, se han registrado, con los datos individualizados notificados por las CCAA a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (al sistema SiViEs), 3.321 nuevos diagnosticados de coronavirus, llegando hasta 1.496.864. Los diagnosticados en los últimos 14 días han sido 221.147, lo que implica una incidencia de 470,26 por 100.000. En los últimos siete días han iniciado síntomas 15.682 personas de las que han sido notificadas. El número de fallecidos se ha elevado a 41.253. En los últimos siete días han fallecido 1.082 personas.

El total de pacientes Covid hospitalizados es 20.452 (16,54% de las camas ocupadas). El número de pacientes Covid en UCI es 3.156 (32,80% de las camas ocupadas). Los ingresos Covid en las última 24 horas han sido 1.520 frente a 790 altas. El informe comunica que un total de 177.857 casos han precisado hospitalización (4.273 con fecha de ingreso en los últimos siete días). Un total de 14.921 casos han ingresado en UCI (363 con fecha de ingreso en UCI en los últimos siete días). Se ha hecho un total de 1.155.018 pruebas (822.706 PCR y 332.312 test antígenos) del 6 al 12 de noviembre. La positividad es de un 12,70%.

Este lunes, compareció, en rueda de prensa, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). Señaló que "el descenso que se observa no podemos saber si va a ser definitivo". A su parecer, los meses de frío puede que impliquen un incremento de transmisión. El objetivo es "estar en niveles de transmisión lo suficientemente bajos como para saber que tenemos la epidemia controlada". Afirmó que se consiguió en mayo, por lo que no es imposible lograrlo ahora. "Estamos bajando más y más rápido de lo que las previsiones dicen", alegó. Para él, es posible alcanzar los 25 casos por 100.000 habitantes en dos semanas. Puntualizó que los puentes de octubre y noviembre, por ahora, no han supuesto un incremento en la transmisión.

Expuso que tenemos letalidades del 1%, que el número de PCR "sigue siendo muy alto" y que la positividad "va bajando".

Respecto a la petición del Consejo General de Colegios de Médicos de su cese inmediato, Simón remarcó que eso lo tienen que decidir sus superiores. "Los médicos están en su derecho de dar su opinión", matizó. "Si se considera que no debo estar, no estaré", pronunció, pero insistió en que no abandonará "el barco" si sus superiores no se lo piden.

Preguntado por los resultados de la vacuna de Moderna, que también mostraría un alto porcentaje de efectividad, consideró que son "muy esperanzadores". Recordó, eso sí, que se tratar todavía de "análisis intermedio". "Esto indica que las vacunas que se están desarrollando parece que tendrán una eficacia alta y están demostrando una seguridad muy buena", reflexionó. Anunció que con Pzifer ya hay un acuerdo firmado, mientras que con Moderna se está en proceso de firma. La semana que viene habrá un plan de vacunación de Covid-19 y se detallará el proceso para vacunar a la población española.

Sobre la posibilidad de un posible confinamiento en Asturias, "es una de las opciones posibles para controlar el virus". No obstante, la decisión no está sólo en los técnicos de Salud. Confesó que "estamos en una situación que no está muy lejos del confinamiento", poniendo sobre la mesa las medidas vigentes que ya restringen la movilidad y la actividad de ocio.

En palabras de Simón, la aplicación del test de antígenos en las farmacias tiene connotaciones que no son sólo de autodiagnóstico. Razonó que los test antígenos que tenemos ahora requieren una toma de muestra que "no la puede hacer cualquiera". "No podemos pensar que una persona con sintomatología salga de casa y se haga una prueba. Tienen además el riesgo de que el propio personal de la farmacia se infecte, y pierda a sus trabajadores", dijo. Apeló a que las farmacias deberían tener un protocolo Covid en el caso de que se infecten por este proceso. Hizo hincapié en que "tenemos que ser conscientes de los riesgos asociados y de los problemas competenciales y legales" que hay al respecto.

"Inmunización no es lo mismo que vacunación, no todos los vacunados desarrollan defensas y no todos los inmunizados son por vacunas. Lo ideal es que tengamos en nuestro país, si la famosa ´R´ se mantiene en el 2,5-3%, alrededor de inmunizada el 66% de la población", manifestó Simón. Sopesó que habría que vacunar alrededor del 75%. Destacó que, e España, sin ser obligatorias, "tenemos una de las mejores coberturas de vacunación del mundo".

¿En qué ámbitos se están dando los mayores brotes? Contestó que "sigue siendo el ámbito social", en términos generales, aunque se están controlando por las medidas duras.