Los pacientes y los familiares recuerdan palabras exactas que dicen los oncólogos


13-11-2020
La comunicación, los equipos multidisciplinares y la Inteligencia Artificial (IA) en la Salud son algunos de los aspectos que se tratan en la segunda jornada del ´Segundo Oncology Quality Care Symposium. Excellence in Patient Care´, de la Fundación ECO con el aval de ASCO.
 

En la segunda jornada del Segundo Oncology Quality Care Symposium. Excellence in Patient Care, de la Fundación ECO con el aval de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO), el doctor Arif Kamal, de la Duke University of Medicine (USA), ofreció unas claves para mejorar la comunicación en cáncer. Recordó que es difícil porque se dan malas noticias y es difícil para los oncólogos el hacer el trabajo.

"Hay mucha incertidumbre respecto a su diagnóstico y a cómo va a funcionar el tratamiento. Hay dificultades añadidas y las palabras funcionan. Los pacientes y los familiares recuerdan palabras exactas que dicen los oncólogos. Lo que decimos debe ser elegido con mucho cuidado. Nuestras herramientas son las palabras que utilizamos con los pacientes", dijo. Aquí, es el procedimiento lo que importa. Los oncólogos interrumpen a los pacientes a menudo. El médico interrumpe al paciente en una mediana de 12 segundos. No le dan la oportunidad de expresarse. Hay dos áreas en las que se puede mejorar en la forma de comunicación. Por ejemplo, con pacientes de cáncer de pulmón, cómo trasladar el propósito y cómo introducir a la familia. "La comunicación de cómo superar la enfermedad y de cómo involucrar a la familia funciona", señaló Kamal. Lamentó que en el proceso muchas veces se deja de hablar de cosas que son importantes para los pacientes. Hay que compartir valores y preferencias. Por otro lado, los pacientes quieren saber la verdad cuando se les transmite el pronóstico y que sean empáticos con ellos. Insistió en que hay que usar pausas, utilizar silencios para invitar a los pacientes el que se unan a la conversación.

Una de las sesiones fue acerca de la mejora de la educación para la calidad, impartida por Michael Keng, de la University of Virginia Health System (USA). Comentó que el desgaste del médico, el síndrome de desgaste profesional, es un síndrome caracterizado por la pérdida de significado o propósito en el trabajo y el cansancio emocional. Aclaró que el código que se utiliza para este síndrome es el ICD-10. Todo el mundo necesita el estrés, que hay que diferenciarlo del desgaste. Éste es común en un cuatro de cada diez de los oncólogos. Demasiadas tareas burocráticas, demasiadas horas de trabajo y ciertas faltas de respeto son las principales causas de este desgaste. Igualmente, abordó de la satisfacción y alegría por ejercer la profesión. El respeto mutuo y un entorno que funcione bien, el trabajo en equipo, son claves para ello. Está el aprendizaje continuo para alcanzar un puesto de trabajo segur.

los-pacientes-y-los-familiares-recuerdan-palabras-exactas-que-dicen-lo

Otra de las sesiones trató áreas como la farmacia oncológica, en la que se hizo hincapié en que la seguridad del paciente es un aspecto crucial en oncología. Luis Paz Ares, del Hospital Universitario 12 de Octubre (Madrid), remarcó que un equipo es un grupo de personas que persiguen un mismo objetivo, pero que es difícil conformar un buen equipo. "Un equipo multidisciplinar tiende a acercarse a un problema de manera holística para desarrollar planes de Salud a un paciente, basándose en la evidencia y en las características del paciente, utilizando el juicio médico. Y todo ello desde diferentes aristas, porque no todos tenemos la misma experiencia ni conocimiento. El equipo multidisciplinar en cáncer es muy importante", defendió. Hoy en día, sería muy difícil entender la atención médica basada en un individuo. Las figuras personalizadas de un médico que va a curar al paciente "no existen". Esto ha permeado en los servicios y los hospitales. Los profesionales trabajan conjuntamente, incluidos los de la farmacia oncológica, para llegar al itinerario y los planes del paciente. Es decir, "hemos pasado de una estructura en la que cada servicio hace su parte a una en la que se empezó a reunir, luego a que se estable un comité a una última fase de descentralización con autonomía de gestión". Es un proceso muy largo, desde la sospecha diagnóstica hasta la ejecución del tratamiento. Aseveró que hay que tener la tecnología oportuna y que es básico para el éxito el liderazgo del coordinador del comité. Éste es un proceso bastante complejo que se está incorporando al día a día.

los-pacientes-y-los-familiares-recuerdan-palabras-exactas-que-dicen-lo

En otro momento de la jornada, Ignacio Medrano, neurólogo y fundador de Savana, separó los hechos de la ficción en lo que a Inteligencia Artificial (IA) en la Salud se refiere. Matizó que hay muchas maneras de explicar el aprendizaje automático. En esta ocasión, lo hizo con el ajedrez y cómo un ordenador con capacidad de procesar información se convirtió en vencedor de este juego partiendo desde cero. "Nuestra corteza cerebral, cuando aprende por reconocimiento de patrones, es más eficiente. Antes, sólo teníamos ordenadores que podían aprender por reglas. Ahora, aprenden por patrones, lo que es más eficiente y permite reconocer casos nuevos. Por ellos mismos, pueden inferir las reglas y anticipan problemas nuevos, aunque sea la primera vez que los vean", desgranó. El machine learning está entrando, en sector por sector, en nuestra vida. El machine learning, viendo correlaciones donde las personas no las ven, puede anticipar cuál es el antibiótico o el tratamiento que mejor puede funcionar. La imagen, en patología, siempre es punta de lanza en el machine learning. Incluso, está dando la predicción de la mortalidad por tipos de cáncer. Recientemente, se traduce en medicina de precisión apuntando cuál será el tratamiento que mejor funcionará. Para Lancet, el gran avance en tecnología médica es que en 2019 las máquinas alcanzaron a los seres humanos en imagen. Hay otra capa que es a nivel de la biología molecular. Con el machine learning, en 2020 ya hay cuatro casos de IA apoyando el desarrollo de fármacos. En la genómica, la capacidad de entender la relación entre genotipos ayuda a entender lo que ponemos en esos genomas. Esto lleva a que tiene aplicabilidad clínica. La IA va a dar una gran herramienta.

Vicente Guillem, presidente de la Fundación ECO, en su clausura, sostuvo que el encuentro, con más de 500 inscritos, había cumplido con su objetivo de dotar de herramientas a los oncólogos para una mayor calidad asistencial. Sthephen Grubbs, vicepresidente del departamento de Clinical Affairs de ASCO, recalcó la importancia de la relación entre la Fundación ECO y ASCO. Afirmó que esto beneficia a ambas partes. Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, clausuró el simposio. "Este encuentro es de especial relevancia por los momentos tan complicados por los que estamos pasando", declaró, evidenciando la importancia de la calidad de la asistencia oncológica. "Apostar por la excelencia asistencial es la premisa principal de la Fundación ECO y en la Comunidad de Madrid caminamos por la misma senda", subrayó. Uno de los objetivos de la región es que "ni una sola prueba o tratamientos que fueran indispensables para los pacientes dejara de realizarse".

los-pacientes-y-los-familiares-recuerdan-palabras-exactas-que-dicen-lo