"Aunque la vacuna DTP no está recomendada para adultos, mi estudio dice que se debería testar"


11-11-2020
Pedro Reche, inmunólogo e investigador, llega a la conclusión tras la investigación realizada en la Universidad Complutense de Madrid que “la vacuna DTP (difteria, tétanos y tos ferina) puesta en el primer año de vida está siendo la clave de la protección infantil frente al coronavirus. Tras la investigación se recomienda el uso de esta vacuna en la población adulta”.
 

Publicidad
El coronavirus está afectando a la población infantil en un mínimo porcentaje. Los primeros síntomas de Covid-19 en los niños pueden manifestarse mediante la fiebre y síntomas gastrointestinales. Estas conclusiones son sacadas de un estudio reciente en Frontiers in Pediatrics, centrado en los indicios que provoca el SARS-Cov-2 en los infantes.

Pedro Reche, inmunólogo e investigador, llegó a la conclusión que, a través de la inmunidad cruzada de la vacuna triple bacteriana pediátrica DTP (difteria, tétanos y tos ferina), la población infantil estaría protegida ante el Covid-19. La vacuna para difteria, tétanos y tos ferina (DTP) actualmente se está aplicando a los 4 años de edad en el esquema de vacunación de células enteras. En cambio, la vacuna acelular (DTPa) está siendo aplicada desde los 2, 4 ,6 y 18 meses de edad. "A esta conclusión se llegó a través de un estudio que compara las coincidencias de elementos/fragmentos reconocibles por el sistema inmune adaptativo (epítopos) en vacunas y SAR", argumenta el experto en relación al estudio desarrollado en la Universidad Complutense de Madrid y publicado en la revista Frontiers in Pediatrics. Mediante el análisis de las propiedades de la vacuna DTP, se llegó a la conclusión que "es uno de los principales motivos que hace inmunes tanto a niños y a jóvenes al Covid-19", indica Reche.

Protección infantil frente al Covid-19

La vacuna triple bacteriana se administra en el primer año de vida, cuando los niños son más débiles. Se concede de dos a cuatros dosis: un refuerzo a los cuatros años y el siguiente con menor carga antigénica, a los 14 años, con el fin de que la memoria inmunológica no desaparezca.

El estudio surgió a través de la observación de los niños, al no sufrir el virus de una forma severa. "Es algo extraño, porque cuando tienen menos de un año, es el segmento de la población más expuesto a los nuevos virus", describe Reche y apunta que, "aunque la vacuna DTP no está recomendada para adultos, mi estudio dice que se debería testar".

El coronavirus está formado por diminutos componentes, lo que hizo que los investigadores buscaran entre todas las vacunas que se administran a los niños, los antígenos compartidos y elementos comunes. Mediante el descarte se llegó a la conclusión de que la vacuna triple bacteriana (difteria, tétanos y tos ferina) tenía unos componentes que hacen que el Covid-19, cuando ataca a un niño vacunado, esa misma vacuna reconozca los elementos comunes. La memoria les protege, haciendo que el efecto del virus sea menor.

Tal y como afirma Reche, "la vacuna pediátrica DTP no está recomendada para adultos. Mi estudio dice que debería testar", a lo que añade que "existe un recuerdo para esta vacuna que es la tetánica (Td o Tdap) que se recomienda para toda la población adulta y que muy pocos nos ponemos".

Rasgos de la vacuna DTP

"Esta vacuna de recuerdo tiene menos cantidad de los componentes D (Difteria) y P (Pertusis para tos ferina) y la misma cantidad de los componentes para T (Tétanos)", y, en relación a su investigación, señala que "todo el mundo debería ponerse el recuerdo, porque la posibilidad de que induzca inmunidad cruzada frente al SARS es muy seria".

La vacuna DTP tiene dos versiones, una celular y otra acelular. "La vacuna que sea usa en España es DTaP (aP, acelular pertussis), mientras que en otros países se usa DTwP (whole pertussis, bacterias muertas)", describe Reche y desarrolla que, en otros países de Europa y Asia, "se usa DTwP, tiene una mayor inmunidad cruzada frente a SARS. De esta manera en estos países hay menos casos de muertes por el virus. Son datos del mes de mayo", remarca.

El estudio tuvo una duración de "unos tres meses, desde que tuve la idea, realicé el estudio y posteriormente escribir las ideas en papel", indica Reche, y añade que, "el escrito lo envié por primera vez a principios de junio".

Incidencia del coronavirus en los centros educativos

Datos aportados por la Confederación Intersindical STES, especifican que desde el inicio de este curso escolar y hasta fecha del 30 de octubre, el número de incidencias en la educación suma más de diez mil, ya que se han cerrado 159 centro y 9.750 aulas, además de 1.578 docentes han sido contagiados. "Mis conclusiones me han llevado a pensar que hay tan pocos casos de Covid-19 en los centros educativos, debido a la administración de la vacuna DTP en la población infantil", enfatiza el experto.

En España hay alrededor de 28.000 colegios e institutos y los datos que recogió la Confederación Intersindical STES son muy bajos. En Galicia se informó de uno o dos casos aislados y en Cataluña se detectó un 5,67%. "A todos esos padres que no quieren vacunar a sus hijos, les diría que están muy equivocados con sus actos", alerta Reche y continúa subrayando que "vivimos en un mundo aséptico, donde las vacunas son ahora más necesarias que nunca. Nuestro sistema inmunitario recibirá un entrenamiento correcto".

¿El coronavirus oculta su material genético?

En relación a la afirmación de varios estudios que han descubierto, que el coronavirus está ocultando su material genético y esto provocaría la falta de activación del sistema inmunológico en las primeras etapas de la infección, el experto reflexiona que, "se puede referir a una infección subclínica. Todo es posible".