Los profesionales reclaman un reconocimiento a las enfermeras especializadas en diabetes


06-11-2020
El 14 de noviembre es el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que afecta a 6 millones de personas en España. Debido a la situación pandémica, todos los actos se celebrarán vía online y la Sociedad Española de Diabetes pondrá el foco en la importancia de la educadora en la diabetes.
 

Actualmente la diabetes en España se encuentra en 3,71 puntos respecto al año 1991, afectando en su mayoría a la población masculina. A día de hoy, más de 6 millones de personas en España tienen diabetes, siendo así una de las enfermedades no contagiosas más frecuentes en todo el mundo.

El 14 de noviembre es el Día Mundial de la Diabetes y la Sociedad Española de Diabetes (SED) organizó un encuentro telemático, con el fin de explicar qué actos se realizarán, siendo todos online. Este año, estará dedicado al papel, reforzamiento y reconocimiento de las enfermeras educadoras en diabetes.

La Fundación de la Sociedad Española de Diabetes (FSED) y la Sociedad Española de Diabetes, celebran este año bajo el lema `Enfermería y Diabetes´, una jornada con el objetivo de crear una mayor conciencia, en torno al papel crucial que tiene la enfermería en las personas que viven con diabetes. "Con motivo de la pandemia, todos los actos serán online. Pero no podemos dejar pasar, que la diabetes desde un punto de vista sanitario es muy prevalente", ha explicado Antonio Pérez Pérez, Presidente de la Sociedad Española de Diabetes y afirmó que "es necesario un control, porque esto deriva a graves problemas de salud y a un aumento en el coste del sistema sanitario".

"Con el paso del tiempo se está mejorando la atención a los pacientes", apuntó Pérez y reclamó que es fundamental "mejorar la formación de las personas para el automanejo. Durante el confinamiento, muchos pacientes tuvieron dificultades y esto abre la puerta al perfil de la enfermera educadora". En la misma línea que Pérez, Sonia Gaztambide, Presidenta de la Fundación de la Sociedad Española de Diabetes, ha indicado que, "durante el 14 de noviembre, habrá conferencias, mesas de debate y talleres para hablar y crear una mentalidad sobre la diabetes tipo I y tipo II".

los-profesionales-reclaman-un-reconocimiento-a-las-enfermeras-especial

Según Gaztambide, "el papel de la enfermera en la diabetes, no tiene el reconocimiento que tiene que tener. Tanto por parte del Ministerio de Sanidad o de los hospitales". Y tal como afirmó Gaztambide, Margarita Jansá i Morato, Educadora en diabetes, "aunque existan masters enfocados en el perfil de la educadora en diabetes, España cuenta con un número muy reducido de enfermeras".

La media en Europa es de 9 enfermeras por cada 1.000 habitantes, "en España hay 5 por cada 1.000 habitantes e incluso en los países nórdicos, hay 10 por cada 1.000", describió Jansá y explicó que "Canarias tiene el peor ratio de enfermeras y Navarra tiene mejores datos".

"En Atención Primaria no hay enfermeras educadoras", citó Aurelio Ruiz, Presidente en funciones de FEDE (Federación Española de Diabetes) y reclamó que "hay que mejorar las condiciones de las personas que tienen diabetes, ya que 23 mil millones de euros, cuesta la diabetes en España. Los pacientes con esta patología, tendrán una buena calidad de vida, si tienen una buena formación desde el principio y esto solo se consigue con una educadora".

El coronavirus estuvo presente en la rueda de prensa y Ruiz comentó que "durante el confinamiento tuvieron muchas llamadas con dudas, ya que los pacientes intentaban llamar a Atención Primaria, pero nadie les cogía el teléfono". En relación al Covid-19, Pérez ha asegurado que, "las personas que tienen diabetes, no corren tanto riesgo como los pacientes que sufren de obesidad, si están contagiados".

La presentación finalizó respondiendo la cuestión "¿cuántas enfermeras educadoras en diabetes son necesarias en Atención Primaria?", a lo que contestó Gaztambide que "son datos difíciles de saber, pero es fundamental que exista una enfermera experta en sensores, bombas o inyecciones en los hospitales y otra enfermera en la atención primaria. Habría que adaptar los niveles de formación".